Las normas son para todos

Yo, la verdad, no entiendo todo el revuelo que se ha formado con la niña que se negaba a ir a clase sin su hijab. Aquí las normas son para todos, y si el centro prohíbe el uso de cualquier prenda que cubra la cabeza dentro del mismo, se acata, y si no se quiere acatar, uno se va a otro sitio donde se lo permitan y tan amigos. Ni la religión ni el más valioso tesoro puede cambiar las normas o el desarrollo normal de, en este caso, un colegio.

Najwa, y mucho menos sus padres, han entendido la actual posición del gobierno del país que les da de comer. España, pese a su tradición cristiana, ha de ser un país laico, cualquier muestra de riqueza cultural o respeto es considerada como un atentado contra la libertad religiosa de las personas.

Hace unos meses que se empezaron a retirar todos los crucifijos de las aulas por atentar contra la libertad de religión y ahora debemos pasar por alto un hijad, que es símbolo de la religión musulmana ¿Alguien nos ha visto cara de tontos? No, las normas son para todos, chinos, negros, altos, bajos, heterosexuales, homosexuales, católicos y musulmanes.

Además, el centro, como tal, tiene sus propias normas de convivencia, que deben ser acatadas por todos los miembros de la comunidad educativa, y una de esas normas es que NADIE puede llevar la cabeza cubierta dentro del colegio, y eso va a misa, perdón, creo que la expresión “y eso se cumple por cojones”, que no lleva implícita ninguna connotación religiosa, estará mejor vista actualmente, no pretendía herir la sensibilidad de nadie.

Pero dejando de lado la normativa interna del centro, el tener un gorro, gorra, pañuelo, sombrero, etc. tapando nuestra cabeza, dentro de un lugar público, es una falta de educación y de respeto hacia los demás que comparten el mismo espacio.

El ministro de educación, Ángel Gabilondo, en este sentido ha errado y bien errado, porque decir que, y cito palabras textuales: “el derecho a la imagen, el derecho religioso y, sobre todo, el derecho a la educación, están por encima de esta polémica” es decir una gran contradicción, y me explico; habla de derecho a la imagen, bien, cada uno puede tener la imagen que uno quiera, para eso somos libres, pero en el mismo momento en que entramos a formar parte de un estamento en el que no estamos solos, es decir, en el que hay unas normas y un modo de convivencia, o nos adaptamos a esas normas o, simplemente, no podemos formar parte de esa realidad ¿por qué? no somos todopoderosos, existe algo llamado respeto. Derecho religioso… ¿El mismo que nos prohibió tener un crucifijo en las clases? paso palabra; derecho a la educación, siempre y cuando respetemos las normas del centro educativo que hemos elegido para adquirir conocimientos. Somos libres, pero la vida es como un juego en el que para poder jugar hay que respetar unas reglas.

Si cada uno va por libre, y no somos capaces de respetarnos, querrá decir que los seres humanos habremos sido el mayor fracaso de la creación. Lo pudimos tener todo y nos vamos a quedar sin nada.

(Fer)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s