Para mi compañero y amigo

Un año, trescientos sesenta y cinco días… Se dice pronto pero suena a eternidad cuando se habla de una ausencia.

Hace exactamente un año que dejé de verte, tu corazón, ese que hacía que tu saludo siempre fuera acompañado de una sonrisa, ese que, aún me acuerdo, me brindó tu apoyo y tu amistad sincera el primer día de trabajo; dejó de latir.

Hace exactamente un año que noto tu ausencia física, pero no espiritual. Tú sigues estando aquí, en cada rincón de mi aula, en cada gesto, en cada minuto, porque de ti aprendí gran parte de lo que soy como maestro, y me siento afortunado porque no pude tener mejor ejemplo, y otro tanto de lo que soy como persona, porque además de compañero, fuiste y eres amigo.

Alguien me dijo una vez que la vida es una sucesión de cortes inevitables ¡Pero hay cortes tan jodidos…! Por mucho tiempo que pase tú seguirás estando presente, porque la huella que has dejado es imborrable.

Sigue vigilante desde donde quiera que estés.

Un abrazo.

Tu amigo. Fer

(Fer)

Anuncios

Una respuesta a “Para mi compañero y amigo

  1. Fantástico recuerdo, felicitaciones

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s