¿Se parará la noria de la telebasura?

Leo con satisfacción en El Mundo que el programa de Telecinco “La noria” se ha quedado con cuatro anunciantes (Vitaldent, WC Net, Pronto y el trailer de “El gato con botas”). Bueno, realmente, el pasado sábado se anunciaron cinco (hay que añadir a Wilkinson) pero el fabricante de máquinas de afeitar y demás accesorios achaca su anuncio a un error de la agencia que les gestiona la publicidad.

Así, durante la franja de prime time (10-12 de la noche), La noria sólo hizo una pausa de dos minutos y, ya fuera de dicha franja, hubo otra pausa de otros dos minutos. En total, cinco anuncios…

¿Por qué?

Está muy claro, los encargados del programa que dirige Jordi González (personaje que nunca me ha caído bien y que tuvo la desfachatez de negar en Twitter que supiese que su entrevistada cobraba) decidieron, hace dos semanas, pagar 9.000€ por una entrevista en directo a la madre de Javier García Marín, más conocido como “El Cuco”. Este individuo está implicado en la violación, muerte y posterior desaparición de Marta del Castillo y, además, ha sido condenado por el encubrimiento de dicho crimen.

Seguramente, debamos estar agradecidos a un tal Pablo Herreros que, asqueado porque haya gente que se lucre con semejante actuación, decidió promover una iniciativa para presionar a las marcas que se anunciaban en el programa (Campofrío, Puleva, Bayer, Nestlé, Panrico, Milner, Banco Sabadell, La Razón, Reale Seguros, L´Oreal, Loterías y Apuestas del Estado, Ausonia, El Corté Inglés, Chevrolet, Audi, Bimbo, Vodafone, Hero, Decathlon, Fontaneda, Danone, Mercedes Benz, Inffinity Petcare y muchas más que, por cansancio, no voy a transcribir).

No hace falta que os comente la vergüenza, asco y, al mismo tiempo, tristeza que me produce la existencia de este tipo de programas que se lucran con el morbo de este tipo de entrevistas y otras con personajes de la peor calaña. No me cabe duda que, seguramente, La noria haya acertado en otras ocasiones pero, en este caso, el error es grave y se merece la peor de las penas: su desaparición de la parrilla televisiva.

Y que decir de Telecinco (“Telecirco” según Pablo Herreros), canal televisivo que, como mis allegados saben, me gustaría que desapareciese del panorama audiovisual español. Si dependiese de mí abogaría por su total prohibición pero se que ello es imposible aunque su programación zafia, morbosa, barriobajera, etc., de la que únicamente se libran contadas excepciones, me revuelve el estómago.

¿Qué se prohíba Telecinco? Menudo soñador estoy hecho porque en España, por desgracia, todavía hay gente a la que les encanta toda esta basura televisada.

(Pablo)

Actualización (9.14 PM): Vitaldent ha anunciado hoy que deja de anunciarse en La Noria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s