VOR 2011-12: etapa 1 (parte final)

Si en nuestra anterior entrada dejábamos a tres embarcaciones (PUMA, Telefonica y CAMPER) ganando oeste para dirigirse, con la ayuda de los vientos alisios, hacia el paso obligado de Fernando de Noronha (Brasil), la táctica del Groupama (navegando cerca de la costa africana) era penalizada perdiendo muchas millas frente a sus rivales.

El Mar Mostro (nombre del VO70 del equipo PUMA) era el primero en llegar a Fernando de Noronha con una hora de ventaja sobre el Team Telefónica (es increíble que la distancia entre estas dos embarcaciones no haya superado las 100 millas desde que comenzó la etapa). Más atrás (a más de 120 millas) se situaba el PUMA y, bastante más rezagado, el Groupama (a más de 400 millas).

Reporte de posiciones (4 AM, 23/11/2011)

Sobrepasado dicho punto, cada barco debía ajustar su estrategia para los próximos días dado que, entre Fernando de Noronha y Ciudad del Cabo (final de la primera etapa) se interponía el anticiclón Santa Helena: un auténtico desierto de viento que, de adentrarte en él, supone la inmediata pérdida de velocidad y millas frente a tus rivales.

Así que, para bordearlo, era necesario empezar a ganar sur y las dos primeras embarcaciones optaron por tácticas distintas: el PUMA decidió no ganar tanto sur y acercarse al anticiclón para bordearlo mientras que Team Telefónica decidió tomar el sur y no ver, ni de cerca, el Santa Helena.

Los españoles acertaron con su estrategia y, en el reporte de las 14 horas del  21 de noviembre,  ya habían ganado 20,4 millas frente al PUMA.

Sin embargo, ese mismo día se iba a convertir en fatídico para estos últimos. A eso de las 16 horas, el palo de su VO70 se rompía en tres partes (se desconocen, por ahora, las causas) dejando vía libre al Telefónica que ahora es el máximo favorito para ganar esta primera etapa.

Claro está, que se rompa el palo de tu embarcación a 2.150 millas de Ciudad del Cabo, con comida, agua y diesel limitados, suponía un auténtico problema para el equipo PUMA. Su patrón, Ken Read, anunciaba que no se habían producido heridos y, horas más tarde, que su equipo se retiraba de la primera etapa.

Así quedó el Mar Mostro (PUMA) tras "apañar" su palo

Tras 24 horas en contacto con la organización de la Volvo Ocean Race y la base de su equipo en tierra, el PUMA ha optado por reabastecerse de combustible en medio del mar (maniobra que han completado esta misma noche gracias a la ayuda de un carguero que les ha transferido 450 litros de diesel) y navegar usando su motor hacia la isla de Tristan da Cunha (isla volcánica de unos 250 habitantes en mitad del océano).

Desde allí, otra embarcación (por determinar) transportará la embarcación a Ciudad del Cabo donde deberán montar un nuevo palo (que ya está siendo transportado desde Estados Unidos), volver a configurar la embarcación y todo ello a tiempo para participar en la regata in-port de Ciudad del Cabo… Apasionante, ¿no?

¡Os mantendremos informados!

(Pablo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s