El hombre de acero

cine-ladl

Dirigida por Zack Snyder (300, Watchmen) y con guión del tándem Christopher Nolan y David S. Goyer (últimas trilogías de Batman ó BladeOrigen…), El hombre de acero era una de las películas más esperadas del año.

Las expectativas eran altas y, quizá por ello, tras dos horas y cuarenta y tres minutos, la película no me ha terminado de convencer.

Para quienes no conozcan la historia de Superman, superhéroe creado por Jerry Siegel y Joe Shuster allá por 1932, os la resumo: los padres del bebé Kar-El lo envían desde el planeta Krypton (momentos antes de su destrucción) a la Tierra donde, tras ser encontrado por una pareja de Kansas, crece y adquiere toda una serie de habilidades superhumanas que usará para beneficio de la humanidad.

Reconozco el intento de los guionistas de hacer un poco más atractiva la historia dedicando buena parte del comienzo del metraje a los últimos momentos de Krypton, donde brillan Russell Crowe (Jor-El), Ayelet Zurer (Lara Lor-Van) y Michael Shannon (General Zod). La idea de un golpe de Estado (protagonizado por Zod) antes de la destrucción del planeta (¿no os recuerda al de Avatar?) es la primera excusa para desplegar unos efectos especiales que, seguramente, sean lo mejor de la cinta.

El hombre de acero

Una llegado el protagonista a la Tierra, es de agradecer que la película no haga excesivo hincapié en ilustrar los años jóvenes del joven Clark Kent (el nombre humano de Superman) dado que, para ello, cualquiera puede acudir a la serie Smallville (que tuvo algo de éxito hace años). Aún así, hay constantes flashback donde el espectador puede conocer, entre otras cosas, como se siente el joven Clark cuando comienza a ser consciente de sus poderes y como, desde un principio, los usará para beneficio de los habitantes de la Tierra.

Alcanzada la treintena, e influenciado por la educación recibida de sus padres (interpretados por Diane Lane y Kevin Costner), el futuro superhéroe se debate entre revelarse a la humanidad o, por el contrario, mantenerse en la sombra y pasar desapercibido en su planeta adoptivo. Todos sabemos que camino elegirá…

Henry Cavill (conocido en nuestro país por la serie Los Tudor), es el actor elegido para interpretar a Superman y, en líneas generales, ofrece una actuación convincente. No puedo decir lo mismo de Amy Adams (Atrápame si puedes, The Fighter) que interpreta a una omnipresente Lois Lane. Su interpretación se ve desdibujada desde el momento en que los guionistas decidan que su personaje “persiga” al superhéroe desde el Ártico hasta la misma órbita de la Tierra. Vamos, que a quien le guste esta actriz (que, seguramente, vea lanzada su carrera) no se va a cansar de verla durante el metraje.

Como en toda película de superhéroes, están los villanos que, en este caso, no me lo han parecido tanto. Sin embargo, volviendo a lo dicho con anterioridad, son el principal motivo para todos los efectos especiales (acción, destrucción masiva) que el espectador puede disfrutar en la parte final.

Nada nuevo bajo el capó de este espectáculo visual rodado entre EEUU y Canada. Gracias a su recaudación (unos 210 millones de dólares hasta el momento únicamente en EEUU), veremos una segunda parte (ya anunciada) dentro de unos años. Espero que aporte más que esta entrega.

(Pablo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s