El ascenso del Chromebook

Empecemos por lo básico, ¿qué es un Chromebook?

Se trata de un portátil con un sistema operativo basado en la web. Es decir, una vez encendido, la pantalla mostrará un navegador web y es éste el único espacio de trabajo donde el usuario puede desenvolverse.

Lo anterior, supone que el tiempo de arranque del portátil puede llegar a ser de tan sólo 8 segundos dado que no hay que cargar todo un complejo sistema operativo tipo Windows sino un navegador web, conexión a la red y unos pocos controladores.

Al mismo tiempo, sin conexión a Internet el portátil pierde gran parte de funcionalidad. Para evitarlo, hay modelos que incorporan conexión 3G/4G y aplicaciones que permiten trabajar offline y, una vez recuperan la conexión, sincronizar el trabajo en la nube.

Algunos Chromebook vienen con un disco duro bastante pequeño (16 GBs) que hace difícil que el usuario pueda guardar sus documentos o imágenes/vídeos en el equipo por lo que éstos tienen que acostumbrarse a trabajar en la nube, almacenando sus archivos en servicios como Google Drive, Dropbox ó SkyDrive.

¿Qué sucede con las aplicaciones?

Google, como impulsora de estos dispositivos, se encarga de aportar toda una serie de aplicaciones web que permitan al usuario llevar a cabo tareas de ofimática (Google Docs), gestión del correo electrónico (Gmail), compra de música/vídeos (Play Music), chat/videoconferencia (Hangouts), ocio (YouTube), etc.

En el campo de las redes sociales tampoco hay grandes problemas: Facebook, Twitter o Linkedin, por citar algunos ejemplos, cuentan con páginas web.

Sin embargo, dado que las únicas “aplicaciones” que se ejecutan lo hacen dentro del navegador, estos dispositivos dejan de lado otras, como Adobe Photoshop, que no pueden ejecutarse vía web.

Chromebook diseñado por Samsung

Chromebook diseñado por Samsung

Explicado todo lo anterior, el lector se preguntará… ¿el Chromebook no es una especie de netbook basado en la web?

Efectivamente, se trata de un portátil low cost que, a diferencia de los netbook, basan su funcionamiento en disfrutar de una (buena) conexión a Internet.

Tras un comienzo renqueante, y retomando el título de esta entrada, las pasadas Navidades han encumbrado al Chromebook, por lo menos en EEUU, donde la primera (Samsung) y tercera (Asus) posición de portátiles más vendidos por Amazon está ocupada por portátiles de este tipo.

Tal y como sucedió con los netbook, su apetecible precio (menos de 200€ aunque también hay modelos más caros dotados de mejor pantalla, más potencia y un disco duro tradicional) los convierten en un dispositivo muy goloso para el usuario que, muchas veces, desconocen que sin una conexión a Internet el portátil se vuelve prácticamente inservible.

¿Desaparecerán como los netbook?

Sólo el tiempo nos los dirá…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s