Perdida

La mañana de su quinto aniversario de boda, Nick (Ben Affleck) se dirige al bar para desayunar algo. Cuando vuelve a su casa, descubre que su esposa Amy ha desaparecido…

Así comienza Perdida, la última película del director David Fincher (Seven, El Club de la Lucha, Zodiac, La red social) que ilustra todo lo que desencadena la desaparición de Amy (Rosamund Pike), tanto para su marido, su familia y como el ambiente tranquilo del pueblo en el que residen pronto se ve alterado por los medios gráficos.

Durante su primera parte, el guión recurre a una serie de flashback, entremezclados con la investigación policial, que nos permiten conocer la trayectoria que ha seguido la vida de Amy y Nick hasta el momento de la desaparición de la primera.

Si ahí se quedase la cosa, estaríamos ante otra película más del género pero Perdida va más allá. El estudio del escenario del crimen unido a la conducta de Nick, dirigirán la investigación hacia su persona y, para empeorar las cosas, las pruebas comienzan a incriminarle en algo más que una simple desaparición.

Un reparto correcto, donde Affleck no lo hace mal pero Pike lo borda, dota de consistencia a una película que me ha gustado (lo mismo parecen opinar los usuarios de IMDb, donde le otorgan un 8,5/10). Aunque, como ya he dicho, el argumento nos lleve a pensar que estamos ante otro intento de explotar la misma historia, Perdida supone una vuelta de tuerca para una historia cuyo final sorprenderá al espectador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s