El misterioso caso del iPhone menguante

El pasado 26 de septiembre salían a la venta en España los nuevos teléfonos móviles de Apple: el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus. Creedme si os digo que he tenido que esperar más de un mes para ver uno por la calle.

Lo anterior no me extraña, conozco mucha gente interesada que todavía no ha podido hacerse con uno. Tampoco el que os escribe se ha librado de ello, terminaba permanencia con mi operador y ni en su flagship store madrileña disponían de terminales. Peor aún, habían decidido no utilizar un sistema de reservas y la única solución que ofrecían a sus clientes era pasarse todos los días por la tienda y ver si había suerte…

Debió ser mi cara de incredulidad pero la persona que me atendía optó por ofrecerme otra alternativa: acudir a una Apple Store (aludiendo que tendrían stock de terminales) e intentar hacerme con uno. Sobra decir que deseché la idea dado que el resultado iba a ser el mismo: los nuevos teléfonos móviles de Apple escasean.

Míralo bien porque tardarás en verlo a menudo

Míralo bien porque tardarás en verlo a menudo

He usado tres modelos distintos de iPhone y nunca me había encontrado con esta situación de escasa, por no decir nula, disponibilidad tanto por parte de los operadores como del propio fabricante. Más aún cuando para el consumidor medio, que no sigue la actualidad tecnológica, las novedades de este terminal se limitan, básicamente, a un rediseño e incorporación de pantallas de mayor tamaño (4,7 y 5,5 pulgadas) unido al típico aumento de potencia del procesador que acompaña a cada nueva generación.

Esta situación no sólo afecta a España, desde Reino Unido me llegan las mismas noticias: imposibilidad de hacerse con un terminal dado que no hay disponibilidad.

Desconozco si Apple será capaz de hacer frente a esta inusitada demanda pero, si hacemos caso a lo dicho en su última presentación de resultados económicos, parece que no será así ni para la campaña navideña.

Algunos aludirán a que se trata de una maniobra publicitaria por parte de Apple pero, en mi opinión, la compañía de California se ha quedado corta en sus predicciones de venta y, aunque sigue lanzando sus nuevos terminales en nuevos países, su distribución a nivel mundial (115 países en 2014) parece habérsele atragantado.

¿Mi recomendación?

Si tu operador elegido es Vodafone, Orange o Yoigo, prueba suerte intentando reservar uno (cuando tu suerte y la disponibilidad así lo permitan) usando el sistema de reservas disponible para todas las Apple Store españolas.

Se de alguno que ha tenido suerte 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s