Archivo de la categoría: Arte

El Capricho

Si le preguntasen por un parque de Madrid, seguramente nuestro lector se decantaría por el Parque de El Retiro, dado que es el más conocido de la capital. Sin embargo, hay otro parque que bien merece la pena visitar y que, paradójicamente, es todo un desconocido para la mayoría de los madrileños: el Parque de El Capricho.

Su origen se remonta a 1784, cuando los Duques de Osuna adquieren la finca de catorce hectáreas que ocupa el parque y crean un “auténtico paraíso artístico-cultural frecuentado por las personalidades más ilustres de la época y en el que trabajaron los artistas, jardineros y escenógrafos más conocidos”

Si lo anterior no sirve para atraer al lector, añadir que en el parque se puede disfrutar de tres tipos de jardines clásicos: el parterre o jardín francés, el paisajista inglés y el giardino italiano.

Además, en El Capricho no falta de nada: un laberinto, un fortín, un templete (dedicado a Baco), un estanque, la Casa de la Vieja, el Casino de Bailes, el palacio…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sus espacios abiertos invitan a tumbarse, leer un buen libro y relajarse en un lugar único de Madrid.

Más información
Fotografías: © Pablo Sierra

La Sagrada Familia… ¿terminada?

El vídeo que os mostramos a continuación, es una recreación de las fases de construcción que restan para ver la obra de Antonio Gaudí terminada allá por el año 2026.

Su torre central, de 172 metros de altura, convertirá al templo barcelonés en la iglesia más alta del mundo.

¿Qué os parece?

(Pablo)

De los Goya, los modelitos y poco más…

Lamentable gala de los Goya la de ayer, aunque ya no suena a novedad…

No hay cosa que me dé más rabia que se utilicen acontecimientos de este calibre para hacer de ellos una fiesta-protesta. Denota que ni educación, ni valores ni saber estar tenemos.

Supongo que la gran mayoría de la gente que vio ayer la gala de los premios Goya la vio por su contenido cinematográfico y no para ver a ciertos ‘personajes’ quejándose por los recortes, dando su apoyo a toda la gente que lo está pasando mal, etc. que es totalmente respetable, pero ayer se equivocaron, ayer no tocaba.

Somos los más tontos del lugar, porque en lugar de mostrar a medio mundo una UNIDAD que dé confianza en el exterior, mostramos la DESUNIÓN más profunda e incisiva. Mostramos nuestras debilidades en lugar de nuestras fortalezas y, para colmo, tenemos a ese tumor enquistado, ese clan, del que no me apetece dar su nombre, por asco más que nada (no quisiera vomitar encima del teclado…) que siempre dan la nota en este tipo de eventos. Defienden a España cuando ni tan siquiera saben lo que es sentirse español…

En fin, que de ayer solo me quedo con alguno de los modelos de las féminas que se acercaron hasta la alfombra roja y poco más, porque de cine mejor ni hablemos. “Lo Imposible” salva nuestras taquillas pero es “Blancanieves” quien sale como máxima triunfadora, se cometen errores garrafales a la hora de la entrega de premios, falta preparación en muchos momentos de la gala… Vamos de ‘sobraditos’ y así nos va…

Es triste, pero me quedo con los Oscar ¿por qué? Por clase, señores, simplemente por clase; la que los americanos tienen y de la que nosotros nos jactamos de no tener.

Lamentable gala de los Goya la de ayer, aunque ya no suena a novedad…

(Fer)

Galería

San Isidro 2012

Esta galería contiene 9 fotos.

Aunque llevo viviendo siete años en Madrid nunca había experimentado el ambiente de la capital el día de San Isidro. Con mi cámara réflex al hombro, salí a dar una vuelta… (Pablo)

Visitando La Olmeda

Durante la pasada Semana Santa, en un día de mal tiempo, aproveché para acercarme a conocer La Olmeda, villa romana situada en Pedrosa de la Vega (Palencia), muy cerca de Saldaña.

La historia de su descubrimiento es bien sencilla: el 5 de julio de 1968, mientras se realizaban una serie de trabajos de terraplenación, D. Javier Cortés (dueño de la finca) descubría lo que, a la postre, se confirmaría como las ruinas de una mansión hispano romana del Bajo Imperio (siglo IV d.C.).

Donada en 1980 a la Diputación de Palencia, y tras contar con la ayuda de la Junta de Castilla y León y del Gobierno de España, se llevó a cabo un ambicioso proyecto arquitectónico culminado con su inauguración, por parte de S.M La Reina Doña Sofía, el cuatro de noviembre de 2009.

Algo de historia

Los orígenes de la villa romana se pueden fechar a fines del siglo I o principios del II, en época Flavia, a la que corresponde la estructura del edificio de una primera villa situada al norte de la actual. A mediados del s. IV se produjo un cambio radical en el emplazamiento de la villa: el primitivo edificio se abandona o cambia de uso y se levantó uno nuevo, en el que se han centrado la mayor parte de los trabajos realizados en el yacimiento arqueológico y que constituye el conjunto arquitectónico principal y el objeto de la visita.

Se trata de un espléndido edificio con dos partes independientes pero unidas por un ancho pasillo; la que servía de vivienda a los dueños y, al oeste de ésta, los baños, con una extensión total que supera los 4.400 metros cuadrados, con más de 1.400 metros cuadrados de pavimentos con mosaicos. Pero el conjunto de la villa estaba formado por otras dependencias para viviendas de colonos y siervos, almacenes, cuadras, y demás áreas de trabajo. También contaba con zona de enterramientos.

La vivienda principal, de cerca de 3.000 metros cuadrados es de forma cuadrada, con jardín central rodeado de galerías a las que abren las habitaciones; corresponde al tipo de vivienda llamada “casa de peristilo”, de origen mediterráneo, frecuente en el mundo romano.

¿Qué voy a encontrarme si visito La Olmeda?

Lo primero que llamó mi atención fue el edificio que da cobijo a los restos arqueológicos. Obra de los arquitectos Paredes-Pedrosa, se trata de un edificio moderno que permite la visita de la villa y su conservación en un marco actual.

El edificio que alberga La Romana (© La Almohada de Lucas)

Ya en su interior, a mano derecha el visitante encontrará el mostrador de venta de entradas (5€ general / menores 12 años gratis / pueden comprarse por Internet), taquillas y baños. A mano izquierda, una cafetería y tienda-librería. De frente, la villa romana.

Se puede optar por visita guiada (muy recomendable, no supone sobreprecio) en la que te entregarán un dispositivo receptor con un auricular para escuchar, sin problemas, las interesantes explicaciones del guía.

Está permitida la toma de imágenes sin flash ni trípode. Ello no supone mayor problema dado que las ruinas de la villa están bien iluminadas (aunque las disposición de las luces puede jugarte alguna mala pasada).

¿Qué se conserva de la villa?

Dado que mi intención es que visites la villa, me limitaré a comentar que te harás una idea clara de como era una mansión romana del Bajo Imperio.

Sabrás para que servía cada estancia de la villa gracias al gran estado de conservación de los restos encontrados y, si optas por la visita guiada, las explicaciones del guía se harán imprescindibles para entender la disposición de la villa, la función de cada estancia y, en muchas ocasiones, dar respuesta a las dudas que puedan surgirte durante el recorrido.

Mosaicos en una de las estancias (© La Almohada de Lucas)

Así mismo, hay estancias cuyo suelo está decorado por mosaicos, algunos de gran complejidad, con todo tipo de motivos (mitológicos, escenas de caza, etc.). Aportan una nota de color al conjunto de la villa.

¿A qué esperas? Reserva un fin de semana para visitar la Villa Romana La Olmeda. Como has podido ver, el precio es poca cosa para la cultura que te está esperando.

(Pablo)

BONUS: La entrada a la Villa permite también el acceso a su Museo Monográfico (situado en San Pedro de Saldaña, cercano al conjunto) donde encontrarás armas, utensilios, etc. procedentes de la Villa.

Semana Santa en Castilla y León

(Pincha en la imagen y descarga la guía de la Semana Santa en Castilla y León)

(Fer)

Siete días de vida digital

Durante un semana viviré en una habitación de 5×5 metros sin salir ni hablar con nadie. Llevaré los objetos necesarios para experimentar la vida digital. Tendré agua pero dependeré de la caridad de la gente para alimentarme…

Son palabras de la artista australiana Eugenia Lim que ha decidido experimentar, durante una semana,  la denominada “vida digital” encerrada en una habitación (diseñada para esta experiencia) en la galería West Space de Melbourne (Australia).

Esta “actuación en vivo”, denominada Stay Home Sakoku: el proyecto Hikikomori, trata de explorar el fenómeno japonés del hikikomori, una especie de retiro o aislamiento voluntario de la vida cotidiana encerrándote en un cuarto sin más contacto que el virtual.

La experiencia, que finalizará el día 29, puede seguirse vía Internet, en directo, gracias a tres cámaras web instaladas dentro de la habitación en la que se encuentra Lim. Además, se puede chatear (en inglés) con la artista (doy fe de que es posible), seguir las cuentas de Twitter/Facebook (con pocos seguidores, ¿le han dado poca publicidad?) o el blog que mantiene Lim durante esta semana.

Aunque la experiencia me parece curiosa (y por mucho que me guste la tecnología), creo que se me haría muy complicado pasar una semana encerrado con un portátil, navegando por Internet, viendo vídeos, leyendo, chateando, escribiendo para el blog, etc.


¿Qué os parece?

(Pablo)