Archivo de la categoría: Nota al lector

¿Qué es el FOBO?

Es indudable que la aparición y posterior popularización de dispositivos móviles dotados de conexión a redes de datos (smartphones/tabletas/portátiles) ha revolucionado nuestras vidas tanto positiva como negativamente.

Aunque las virtudes de estos dispositivos son de sobra conocidas, sus aspectos negativos no suelen generar grandes titulares pero ahí están y puede que, más de uno, padezcáis uno de ellos, el denominado síndrome FOBO.

¿Qué significa?

FOBO, acrónimo de la expresión inglesa Fear of Being Offline, es el miedo a no estar conectado. Este síndrome se ha convertido en un auténtico problema en sociedades en las que la penetración de dispositivos móviles dotados de conexión a Internet es alta.

Las personas que lo padecen viven enganchadas a sus dispositivos hasta el punto de, por ejemplo, consultarlos repetidamente en busca de actualizaciones/mensajes de última hora, nuevos correos electrónicos, comentarios, etc.

Desde gente que duerme con su móvil a mano y reacciona, sea la hora que sea,  a cada notificación hasta personas que son incapaces de separarse de él o que consideran una verdadera tragedia no tener cobertura de datos, una red WiFi a la que conectarse o viven pendientes de que la batería de su dispositivo no se agote.

Si padeces FOBO, busca soluciones antes de que sea tarde

Si padeces FOBO busca soluciones antes de que sea tarde

Mi opinión es que las personas afectadas por FOBO (muchas ni siquiera lo reconocerán) han dejado a un lado su vida real adentrándose, de manera consciente o inconsciente, en un mundo virtual en el que buscan aquello que no encuentran fuera de él y  en el que, si no participan, pueden quedar apartados.

Esa búsqueda incesante de la aprobación por parte de los demás en forma de número de seguidores, likes, retuits, comentarios positivos, etc. hace que quienes padecen FOBO vivan esclavizados por sus dispositivos móviles, la cobertura o el nivel de batería.

Hazme caso, no des tanta importancia a ese sonido que anuncia un nuevo WhatsApp, comentario en Facebook o retuit en Twitter. Si no encuentras lo que buscas en la vida real quizá deberías sentarte a pensar que es lo que está fallando y, si aún así no das con ello, quizá deberías hablar con un profesional.

Sumergirte en un mundo virtual no va a solucionar tus problemas…

Un nuevo período que comienza

Otro año ha llegado a su fin y, como siempre, parece que pasó volando delante nuestro.

Tras la cena, celebraciones, fuegos artificiales y el ruido en las calles, ¿no sería ideal evadirse de todo ello y empezar el nuevo año intentando dilucidar en qué momento personal nos encontramos?

Y, si se trata de evadirse, ¿por qué no subirnos a la Estación Espacial Internacional y relajarnos mientras nos maravillamos con la belleza de nuestro planeta?

Feliz Año Nuevo y que todas vuestras preguntas encuentren respuesta.

Made to be Seen

A veces, vivimos nuestra vida a un ritmo tan frenético que merece la pena detenerse, aunque sea sólo cinco minutos, e intentar ser conscientes de todo lo que nos rodea y lo maravilloso que es el planeta en el que vivimos.

NOTA: Si vuestra conexión a Internet lo permite, os recomiendo configurar YouTube (botón en forma de mecanismo, parte inferior derecha) para que lo reproduzca en máxima calidad (en este caso 2160p/4K)

Asesinos de vecinos

Después de otra larga temporada sin ponerme a los mandos de esta nave, hoy me apetecía escribir sobre los últimos acontecimientos en cuestión de seguridad, justicia, puestas en libertad… por desahogarme un poco.

Mi opinión, a poco que me hayáis leído, y a poco que seáis un poco personas, podréis adivinar que es de auténtica repulsa. Me da asco que la injusta justicia esté jodiendo un país como el nuestro. La Doctrina Parot, aquella que tanto nos costó y de la que podíamos estar un poco orgullosos puesto que, aunque no reparaba el dolor que habían causado, podía alejar a delincuentes y asesinos de la sociedad el máximo tiempo posible, nos la echan abajo desde Estrasburgo, y nos vemos abocados a una convivencia forzosa con toda esta escoria. ¿Qué hacemos con ellos? ¿Les mandamos a Estrasburgo? La verdad que a mi no me faltan ganas…

Sigo pensando que a algunos jueces o ‘mandamases’, como decía un profesor mío, les falta una cocida…o dos. Es increíble que en pleno siglo XXI aún no haya gente que ponga un punto de cordura a todo este entramado de políticos de poca monta, adinerados sin estilo, y peces gordos empachados de poder. Es increíble que nadie tenga en cuenta a las víctimas, o en su defecto a sus familias, aquellas que han sufrido, siguen sufriendo e, irremediablemente, seguirán sufriendo. Es increíble que tengamos que tragar con ésto, con cruzarnos con esta gente, con plenos derechos como cualquier ciudadano que nunca ha matado, ni violado, ni agredido, ni robado… Es increíble.

Yo hace tiempo que tengo a la justicia por una puta sin clase, que se vende al mejor postor, pero no por ello me sigue pateando en la entrepierna, por decirlo finamente, todo esto.

Desde aquí solo podemos alertar a la sociedad de que pueden estar viviendo con un asesino, o un violador, o un pederasta. A partir de ahora los que no hemos cometido delitos no podremos vivir en paz, estaremos pendientes de quién nos rodea, de quién se acerca a nuestras familias…y no sé ustedes, pero yo lo tengo claro, ésto no es lo que una sociedad como la nuestra debería merecerse.

(Fer)

La semana de Lucas

Las últimas semanas, desde el ámbito laboral, no me están dejando mucho tiempo para dedicarlo al blog así que hoy, vayan mis disculpas por adelantado, echo una vistazo atrás con lo poco que hemos podido “producir” estos días pasados:

  • Billete en el móvil (Renfe): aunque su página web adolezca de todo tipo de problemas con navegadores web que no sean Internet Explorer…Renfe ha implementado el billete electrónico para algunos de sus trayectos. La apariencia no es lo más moderna posible (¿por qué no implementan Facebook?) pero todo llegará cuando realmente se liberalice el sector ferroviario.
  • Mailbox: un lanzamiento polémico: llevamos probando este gestor de correo electrónico para iOS un tiempo y hay cosas que nos gustan (y otras que no). Mientras preparamos un análisis completo (stay tuned!), os hablamos de su lanzamiento y novedades que implementa.
  • Supremacy (Muse): los británicos Muse son una debilidad de quien escribe estas líneas y, del vídeo que os enlazamos, me encantó el detalle de la orquesta y su disposición sobre el escenario.
  • Series que nos gustan: 666 Park Avenue: la cadena ABC decidió el otoño pasado no renovar esta serie por lo que únicamente podemos ver 13 episodios. No está mal, sobre todo si os gustan las series ambientadas en edificios históricos, Nueva York, fenómenos paranormales y alguna que otra chica guapa

Como siempre, para todos aquellos que nos leéis, los comentarios son más que bienvenidos.

(Pablo)

La semana de Lucas

LADL card

Otra semana más que llega a su fin y es un buen momento para repasar lo que hemos publicado en el blog:

  • De los Goya, los modelitos y poco más: Fer “disecciona” lo que dio de sí la gala de los Premios Goya 2013. Demasiado reivindicación y discurso político y poco cine…además de los modelitos que lucieron nuestras actrices.
  • La importancia del 1.0: ¿están los dispositivos móviles influyendo demasiado en nuestra vida?, ¿nos están deshumanizando? Todo eso y más en un artículo muy crítico con los smartphones, tabletas…y el propio ser humano.
  • Google Glass (II): las gafas inteligentes de Google están, cada día, más cerca del consumidor final. ¿Queréis saber qué se siente al llevarlas puestas?

Que disfrutéis de lo que queda de domingo…

(Pablo)

La importancia del 1.0

Llevaba tiempo queriendo hablar de un fenómeno que, por desgracia, cada vez observo más en el día a día: la creciente dependencia del ser humano de todos aquellos dispositivos (móviles, ordenadores o tabletas) que le permiten conectarse al “mundo 2.0”, ese que sólo existe gracias a redes de telecomunicaciones.

Lo anterior supone la búsqueda de una constante conexión persona/Red que desemboca en situaciones tan absurdas como ver a una pareja cenando y cada uno manipulando su teléfono móvil (contestando correos electrónicos, enviando WhatsApp, etc.) sin prestarse la mínima atención el uno al otro ó, por poner otro ejemplo, un grupo de amigos de celebración y la ocasión termina convirtiéndose en un auténtico muestrario de fotos/vídeos graciosos, aplicaciones que hacen esto o lo otro…

¿Estás “enganchado” al mundo 2.0?

Seguramente todos lo estamos en mayor o menor medida. Sin embargo, hay casos en los que uno debería empezar a preocuparse:

  • Personas que proyectan en la Red (mundo 2.0) un yo distinto al real (mundo 1.0): reconozcámoslo, al ser humano le gusta aparentar, en mayor o menor medida, una imagen y/o vida distinta a la que le ha tocado vivir y que mejor lugar para hacerlo que en ese mundo virtual donde nadie le ve.
    Lo anterior, en casos extremos, puede llevar a que la persona pierda la noción de la que es su vida real, no siendo capaz de diferenciar entre su yo físico y su yo virtual y, en algunos casos, le lleva a intentar proyectar su yo virtual en la vida real pero no termina funcionando: los que le conocen saben que se trata de una mera pose.
  • Preocupación desmedida por actualizar tu estado en las redes sociales: hazte a la idea, a la mayoría de tus “amigos” de Facebook les importa un comino lo que publiques en tu muro. Aprovechan sus escasos ratos libres para cotillear un poco, subir fotos de comida/mascotas, perder el tiempo con cualquier juego estúpido… Se la “trae al pairo” tus canciones favoritas, esas fotos/vídeos/noticias que subes o si te encuentras deprimido o no.

  • Esfuerzos en pos de aumentar tu número de seguidores (Twitter/Instagram): ¿te has parado a pensar cuantos de tus seguidores pueden ser meras cuentas manejadas por un ordenador o usuarios que ya ni siquiera usan esa red social?, ¿cuanto de tus seguidores interactúan contigo?, ¿qué aporta esa cifra a tu vida? El número de seguidores no debería preocuparte, lo importante es lo que tengas que compartir con ellos y con el resto de usuarios.

  • Alejamiento de lo real para vivir lo virtual: gente que deja de llevar una vida normal para pasar más horas conectado a la Red (enganchado a ese dichoso juego, chateando en una red social, etc.). No te equivoques, el mundo no se acaba hoy, así que deja de actualizar constantemente tu timeline, refrescar la aplicación de Facebook o chequear tu correo electrónico.

En general, el ser humano se está olvidando de interactuar con el resto de las personas que le rodean sin la ayuda de un “dispositivo conectado”. Ya no se levanta el teléfono y se relata, de viva voz, como te ha ido el día, tus sentimientos, tus frustraciones… Ahora todo lo anterior (y más) se “publica”. ¿Acaso os parece normal no poder expresar, de tu a tu, tus sentimientos a una persona?

Muchas veces, algo tan habitual (antaño) como ver la cara o escuchar la voz de una persona es suficiente para discernir como se encuentra o como le ha ido en el trabajo algo que, ni siete mensajes en una red social, son capaces de expresar.

Dicho lo anterior…prueba lo siguiente: apaga tu móvil, tableta u ordenador o, si has de dejarlo encendido, llévalo a otra habitación. Ahora respira lentamente… ¿lo ves? La vida continúa sin que ese aparato se encuentre “pegado” a ti. Intenta re-descubrir esos pequeños placeres, seguramente olvidados, que nada tienen que ver con el mundo 2.0 y que tanto te llenaban.

Si no eres capaz de hacer lo anterior, entonces tienes un problema…

(Pablo)