Archivo de la categoría: Sociedad

¿Qué es el FOBO?

Es indudable que la aparición y posterior popularización de dispositivos móviles dotados de conexión a redes de datos (smartphones/tabletas/portátiles) ha revolucionado nuestras vidas tanto positiva como negativamente.

Aunque las virtudes de estos dispositivos son de sobra conocidas, sus aspectos negativos no suelen generar grandes titulares pero ahí están y puede que, más de uno, padezcáis uno de ellos, el denominado síndrome FOBO.

¿Qué significa?

FOBO, acrónimo de la expresión inglesa Fear of Being Offline, es el miedo a no estar conectado. Este síndrome se ha convertido en un auténtico problema en sociedades en las que la penetración de dispositivos móviles dotados de conexión a Internet es alta.

Las personas que lo padecen viven enganchadas a sus dispositivos hasta el punto de, por ejemplo, consultarlos repetidamente en busca de actualizaciones/mensajes de última hora, nuevos correos electrónicos, comentarios, etc.

Desde gente que duerme con su móvil a mano y reacciona, sea la hora que sea,  a cada notificación hasta personas que son incapaces de separarse de él o que consideran una verdadera tragedia no tener cobertura de datos, una red WiFi a la que conectarse o viven pendientes de que la batería de su dispositivo no se agote.

Si padeces FOBO, busca soluciones antes de que sea tarde

Si padeces FOBO busca soluciones antes de que sea tarde

Mi opinión es que las personas afectadas por FOBO (muchas ni siquiera lo reconocerán) han dejado a un lado su vida real adentrándose, de manera consciente o inconsciente, en un mundo virtual en el que buscan aquello que no encuentran fuera de él y  en el que, si no participan, pueden quedar apartados.

Esa búsqueda incesante de la aprobación por parte de los demás en forma de número de seguidores, likes, retuits, comentarios positivos, etc. hace que quienes padecen FOBO vivan esclavizados por sus dispositivos móviles, la cobertura o el nivel de batería.

Hazme caso, no des tanta importancia a ese sonido que anuncia un nuevo WhatsApp, comentario en Facebook o retuit en Twitter. Si no encuentras lo que buscas en la vida real quizá deberías sentarte a pensar que es lo que está fallando y, si aún así no das con ello, quizá deberías hablar con un profesional.

Sumergirte en un mundo virtual no va a solucionar tus problemas…

The Hovse

Mañana de domingo, incesante lluvia que castiga nuestros paraguas. Alzamos la vista y contemplamos el edificio de zona Chamberí que se yergue ante nosotros.

Un ascensor clásico, de esos de puertas de madera construido, por los pelos, en el hueco de una estrecha escalera, nos conduce hasta la tercera planta. Entramos en ese espacio alternativo llamado The Hovse.

Tras el éxito de su primera edición, la agencia Better repite iniciativa organizando un original mercado pop-up en el que logran aislar al visitante del bullicio que rodea las compras navideñas en la capital.

The Hovse-6

Grandes salones, largos pasillos, amplias y generosas estancias, una cafetería, un bar, una espléndida azotea…, han sido acomodados para que más de ochenta marcas escenifiquen sus exclusivos productos: muebles, ropa, libros, joyas, flores, bicis, gourmet, complementos, juguetes…

Las tres plantas del edificio están habitadas por ochenta inquilinos entre creadores, diseñadores, marcas y colaboradores. Mencionar algunos como Briston (relojes cuyo diseño me recuerda a las creaciones de Bell & Ross), ele.A (joyas de diseño), Imborrable (libretas muy originales), The Lab Room (cosmética unisex), La Fábrica de Camisas (donde no pude resistirme y me hice con una de sus bufandas), Lua Nord (imposible no pararse a admirar sus creaciones), Mr. Wonderful (¿necesita presentación?), Real Fábrica Española (productos de toda la vida made in Spain), Socketines (calcetines originales en cajas muy chulas)…

Socketines

Da un toque de color y originalidad a tus calcetines (Socketines)

The Hovse-7

Complementos para gafas (Lanei)

The Hovse-8

Gafas de sol en soportes muy originales (Mr. Boho)

Lana de la buena

Ovillos de lana de la buena (We Are Knitters)

A ello hay que añadir una propuesta gastronómica sustentada en cuatro pilares: Elite Gourmet, La Vermutería (no dejéis de visitar su curioso baño), propuestas 100% ecológicas en El Huerto de Lucas ó los deliciosos crepes de Ma Petit Creperie.

The Hovse-3

Elite Gourmet

The Hovse-2

Los baños de La Vermutería 🙂

Ma Petit Creperie

Ma Petit Creperie

The Hovse-5

En El Huerto de Lucas sirven Juniper Green (ginebra británica ecológica)

En fin, toda una experiencia visitar sus tres plantas, moverte entre habitaciones mientras sientes el crujir de la madera bajo tus pies y, te advierto, es más que probable que termines cayendo en la tentación de hacerte con alguno de sus productos de calidad.

The Hovse está situado en la calle General Arrando, 40 (Madrid) y permanecerá abierto, de 11 a 21 horas, hasta el próximo veinticuatro de diciembre.

¿20 días con un extraño?

Básicamente, de eso trata una nueva aplicación que está desarrollando el MIT (Instituto Tecnológico de Massachussets), denominada 20 Day Stranger.

Diseñada específicamente para el iPhone, esta app pondrá en contacto a dos personas que, seguramente, nunca llegarán a conocerse.

La aplicación protege el anonimato de sus usuarios y no solamente oculta sus identidades sino también donde vive cada uno. El objetivo perseguido es que, a través de la información que proporciona la app, el usuario imagine la vida de un completo desconocido durante veinte días.

¿Cómo lo logra?

Gracias a la información proporcionada por los sensores del teléfono móvil, el usuario será capaz de saber cuando el desconocido se ha despertado, conduce (gracias a los datos proporcionados por el GPS), etc.

Adicionalmente, el desconocido podrá informarte, de como se siente en cada momento.


¿Te pica la curiosidad?

La app no está disponible todavía pero puedes apuntarte para participar en su fase alfa (fase de pruebas previa a su distribución) aquí.

¿Eres multitarea?

¿Serías capaz de conducir, resolver operaciones matemáticas y memorizar palabras al azar, todo ello al mismo tiempo y sin apenas sudar?

Seguramente no, solamente un 2% de la población es capaz de realizar ese tipo de tareas simultáneamente y, lo que es más curioso, su rendimiento no empeora sino que mejora.

En 2010, un profesor de psicología y un experto en neurociencia cognitiva comenzaron el siguiente test: en un simulador cada participante debía circular (virtualmente) con su vehículo detrás de otro y simplemente evitar colisionar (frenando) y cambiar de carril para seguir al vehículo de referencia.

¿Fácil? El test pronto comenzó a complicarse…

Además de lo anterior, y mientras conducía, cada participante debía atender  a las instrucciones que iban recibiendo a través del manos libre del coche: memorizar, en el mismo orden, series de 2 a 5 palabras pero, para complicar las cosas, entre ellas se intercalaban problemas matemáticos con una posible solución que el conductor debía responder si era correcta o falsa. Continuaban las palabras aleatorias, más problemas matemáticos y, de repente, el simulador le pedía que repitiese las palabras en el mismo orden en el que las había escuchado.

Un 97% de los participantes suspendieron el test. Podían conducir perfectamente pero si a ello le unías las operaciones matemáticas, su rendimiento se veía afectado gravemente. A finales de 2012, setecientas personas se habían sometido al test pero solamente diecinueve lo superaron.

Los resultados mostraban que, alguno de esos diecinueve participantes, obtenían mejores resultados cuando realizaba varias tareas en vez de solo una.

¿Incapaz de realizar varias tareas a la vez? Bienvenido al club

¿Incapaz de realizar varias tareas a la vez? Bienvenido al club…

¿De donde procede esa capacidad de realizar multitarea?

Por ahora, la opinión de los expertos se decanta por afirmar que estos sujetos tienen una predisposición genética que les ha permitido nacer con una arquitectura neural distinta a la de la mayoría de la población.
Mientras que normalmente ese tipo de operaciones se llevan a cabo en las regiones frontales del cerebro, estos “multitarea” muestran menos actividad en dichas regiones lo que lleva a pensar que son mucho más eficientes que el resto de la población.

Si después de leer esto piensas que formas parte de ese selecto grupo del 2% de la población mundial, la Universidad de Newcastle (Australia) ha creado un test online (en inglés) con el que salir de dudas.

Un aviso, no te deprimas…

LA EDUCACIÓN COMO LA ERECCIÓN, SI SE TIENE SE NOTA

Acabo de leer en un periódico digital, video incluido, que un empresario catalán, un tal Àlex Fenoll, ha negado el saludo al príncipe Don Felipe por dignidad y por no permitir la consulta… El primer sentimiento ha sido de asombro, el segundo de pena, el tercero de rabia y el cuarto…, el cuarto ha sido una carcajada enorme pensando en el ridículo que supone negar el saludo a alguien, y digo ridículo porque sólo sería comprensible si tuviésemos cinco años; un niño o una niña de esa edad, inmadura, con una educación aún por formar, con reacciones primarias, pero en un ¿empresario?, si estos son los empresarios que tenemos, esta crisis está siendo demasiado leve.
Yo soy educador y viendo estas actitudes cada vez estoy más convencido que muy poco tiene que ver con una forma de protesta sino con una carencia grave de educación, saber estar, respeto y dignidad. Hay un dicho que decía mi abuela, y ahora mi madre, y que a más de uno le vendría muy bien aplicárselo que dice: “Lo cortés no quita lo valiente”, y es que cada uno puede protestar por lo que crea injusto o luchar por aquello que crea justo pero dentro de los parámetros de una educación que todo el mundo merece, hay que saber estar en todos los sitios, y si no se sabe, mejor no estar, y dejar claro que estas actitudes lo único que transmiten es que aquel que la hace pierde su dignidad y el respeto a sí mismo; pero allá cada uno con su actitud, se recoge lo que se siembra.
Por mi parte seguiré con mi labor de enseñar a los más pequeños lo que, mediante el respeto a los demás y la educación, pueden conseguir y, con el visionado de este lamentable episodio, lo que nunca deben llegar a ser.
Sr. Fenoll, la educación es como la erección, si se tiene se nota.

La Sagrada Familia… ¿terminada?

El vídeo que os mostramos a continuación, es una recreación de las fases de construcción que restan para ver la obra de Antonio Gaudí terminada allá por el año 2026.

Su torre central, de 172 metros de altura, convertirá al templo barcelonés en la iglesia más alta del mundo.

¿Qué os parece?

(Pablo)

La tele ya no está sola

Ya son varios los estudios que afirman que, en nuestro salón, la televisión está perdiendo terreno frente a tabletas y teléfonos inteligentes.

Así, cada vez es más normal que nuestra atención no se centre, en exclusiva, en los contenidos que muestra la televisión sino que aprovechamos para consultar el correo electrónico, usar las redes sociales (entre otras cosas, para comentar lo que vemos en la televisión),  mandar mensajes a los amigos, leer la prensa… en nuestras tabletas y smartphones. Es decir, practicamos la “multitarea” más que nunca cuando nos sentamos frente al televisor.

Una de las causas de este fenómeno es el hecho de que, en nuestros hogares, se ha incrementado el número de dispositivos con conexión a  Internet de uno (el ordenador) a tres, gracias a la proliferación de smartphones y tabletas.

Salones 2013

En el Reino Unido, por ejemplo, hay una tableta en casi un  25% de los hogares mientras que el porcentaje de familias en las que existe un teléfono inteligente es del 51%.

Al mismo tiempo, el porcentaje de hogares con más de un televisor ha caído del 52% al 17%. En muchos casos, la tableta sustituye perfectamente al televisor como medio para que los hijos disfruten de contenidos (sobre todo, los más pequeños).

A consecuencia de lo anterior, tampoco es extraño ver en un mismo salón, a distintas personas consumiendo diferentes contenidos (padres un programa de televisión, hijos una serie en su tableta y los más pequeños contenidos infantiles).

En fin, el reinado de la televisión está lejos de acabarse pero nuestra atención ha dejado de centrarse, al cien por cien, en la caja tonta.

(Pablo)