Archivo de la categoría: Turismo

Un nuevo metro para Londres

Vagones más largos, mejores accesos y mayor accesibilidad, luces LED, paneles publicitarios digitales, aire acondicionado, WiFi…

El futurista nuevo diseño

El futurista nuevo diseño

Interior de los vagones

Interior de los vagones

El estudio británico Priestmangoode ha presentado el diseño del que será el nuevo metro de Londres, en las líneas Picadilly, Bakerloo, Central, Waterloo & City, a partir de mediados de la década 2020-2030.

Hoy, día en que celebramos el 4º aniversario de La Almohada de Lucas, que mejor homenaje que hablar del futuro más próximo del protagonista de nuestro logo.

Gracias por estar ahí y visitarnos a menudo.

J´adore Paris

El fotógrafo Paul Richardson nunca había visitado París así que decidió escaparse a la capital francesa para conocer la ciudad a fondo.

Tres semanas de trabajo y quinientas horas dedicadas a editar han dado como resultado un timelapse que muestra algunos de los puntos más turísticos de la conocida como Ciudad de la Luz: Jardin des Tuileries, Galerie Vivienne, Tour Eiffel, Les Invalides, Moulin Rouge, Notre Dame, Palais de Chaillot, Jardin du Luxembourg, Pyramide du Louvre, Place de la Concorde, Arc de Triomphe y Grande Arche de la Fraternité.

Pirámide del Museo del Louvre

Pirámide del Museo del Louvre

Como podéis ver, Richardson opone el Paris tradicional (y más turístico) a la modernidad del barrio de negocios de la Défense. Si a ello le unes dos tormentas que cruzaron París durante su visita, el resultado es fantástico.

Viajar (II)

El interior de un avión es un mundo en sí mismo.

A parte de lo estrecho e incómodo que puede ser el habitáculo, las aerolíneas no dejan de complicar la vida a sus pasajeros (de clase turista o economy, claro) ideando nuevas maneras de aprovechar mejor el espacio interior en aras de transportar más viajeros y, lógicamente, incrementar sus ingresos.

¿Qué decir de los espacios entre las filas de asientos?

Si mides más de metro setenta, prepárate para viajar incómodo y, más aún, si al pasajero de delante le da por reclinar su asiento.

Lo anterior, si es un vuelo corto, puede soportarse con mejor o peor talante pero, si estamos hablando de un vuelo transoceánico, puede llegar a ser muy incómodo y, desgraciadamente, con mala solución.

Si nos centramos en el aspecto gastronómico, tampoco hay buenas noticias. Sabemos perfectamente que el producto no va a ser de nuestra entera (o ninguna) satisfacción, entonces ¿por qué parece que nos alegramos cuando comienzan a servir la comida y/o cena?

Distinta historia a las anteriores se vive en primera clase donde las compañías aéreas se han enzarzado en una guerra para tener los mejores asientos y detalles varios destinados a sus clientes además de menús elaborados por chefs de reconocido prestigio internacional.

20140722-201233-72753865.jpg
¿Y qué decir de tus compañeros de viaje?

Aunque viajar en pareja puede ofrecer cierto consuelo (ojo con las compañías low cost dado que, de no estar despiertos con la elección de asientos, cada uno puede terminar en una zona del avión) generalmente habrá que enfrentarse a un extraño con el que compartir el vuelo.

Desde esos propiamente nerviosos por volar a los que se empeñan en darte conversación (sin que la hayas pedido), existe toda una fauna a bordo de un avión.

Muchas veces, la mejor salida (educada) es ponerte unos auriculares e intentar ignorar lo que sucede a tu alrededor. Lo de intentar hacerte el dormido cuando el avión no ha despegado, no es muy creíble…

Aún con todo lo anterior, en el momento en que oigo el sonido de los motores y el avión se dirige a las pistas de rodaje, olvido todo lo anterior (que ya tendré tiempo de acordarme a posteriori)

Viajar (I)

Subirte a un avión y, horas más tarde, encontrarte en un lugar distinto (en muchos aspectos) al del punto de partida. ¿No es maravilloso viajar?

Cualquier persona que me conozca sabe que no hay nada como entrar en un aeropuerto para que una sonrisa se dibuje en mi cara.

Es infalible, da igual que sea yo el que viaje o que vaya a recoger a alguien: me gustan los aeropuertos y, si encima soy el que viaja, mejor que mejor.

Además, si te gusta la tecnología y tienes buen ojo, los aeropuertos (y los aviones) son un buen lugar para tomarle el pulso al mercado, ¿qué tableta y/o móvil está más de moda?, ¿hay algún portátil que capte mi atención?

20140719-184242-67362825.jpg
Facturar, pasar el control de seguridad, caminar hacia la puerta de embarque, fisgar las tiendas o hacerme con revistas extranjeras en algún Relay…

Es una rutina que no me importa afrontar porque tengo claro que, al cabo de un rato, estaré lejos de allí y, con independencia del idioma que se hable, la experiencia merecerá la pena.

El Capricho

Si le preguntasen por un parque de Madrid, seguramente nuestro lector se decantaría por el Parque de El Retiro, dado que es el más conocido de la capital. Sin embargo, hay otro parque que bien merece la pena visitar y que, paradójicamente, es todo un desconocido para la mayoría de los madrileños: el Parque de El Capricho.

Su origen se remonta a 1784, cuando los Duques de Osuna adquieren la finca de catorce hectáreas que ocupa el parque y crean un “auténtico paraíso artístico-cultural frecuentado por las personalidades más ilustres de la época y en el que trabajaron los artistas, jardineros y escenógrafos más conocidos”

Si lo anterior no sirve para atraer al lector, añadir que en el parque se puede disfrutar de tres tipos de jardines clásicos: el parterre o jardín francés, el paisajista inglés y el giardino italiano.

Además, en El Capricho no falta de nada: un laberinto, un fortín, un templete (dedicado a Baco), un estanque, la Casa de la Vieja, el Casino de Bailes, el palacio…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sus espacios abiertos invitan a tumbarse, leer un buen libro y relajarse en un lugar único de Madrid.

Más información
Fotografías: © Pablo Sierra

Londres entierra las monedas (en el autobús)

Aterrizar en cualquiera de sus cinco aeropuertos de Londres, subir en uno de sus famosos autobuses Routemaster y, al hacer ademán de pagar tu billete con monedas, el conductor te indica que no es posible. Tienes un problema…

Según Transport for London, sólo un 0,7% de los billetes de autobús vendidos a diario se pagaban con monedas. Por ello, desde el pasado seis de julio no se permite el uso de monedas para pagar el billete en toda la red de transporte en autobús de Londres.

Uno de los modernos Routemaster londinenses

Uno de los modernos Routemaster londinenses

¿Qué opciones hay ahora?

  • Usar una Oyster card ó Visitor Oyster card: se trata de tarjetas contactless que contienen un título de transporte válido o crédito y cuyo uso se reduce a acercarlas a un dispositivo lector situado en el autobús para que éste reconozca el abono o deduzca el importe del trayecto del saldo del usuario.
  • Usar una tarjeta de débito/crédito contactless emitida por una entidad bancaria: en este caso, la situación se complica dado que si las tarjetas American Express pueden usarse sin problemas, las MasterCard americanas o canadienses no funcionan correctamente. En el caso de VISA, todavía están trabajando para que sus tarjetas puedan usarse en la red de autobuses londinense.
  • Usar la denominada Day Travelcard: se trata de un billete que permite viajar durante un único día, de manera ilimitada, por toda la red.

Así que, si planeas visitar Londres y usar su red de autobuses, toma buena nota de lo anterior y olvida pagar con monedas tu trayecto en autobús.

Coche en silencio

Así denomina RENFE al nuevo servicio que ofrece, desde el pasado lunes, en el trayecto del AVE Madrid – Sevilla y que irá implantándose, de manera progresiva, en otros trayectos de alta velocidad.

¿En qué consiste?

La operadora ferroviaria destina un coche/vagón en cada trayecto a aquellos pasajeros que quieren disfrutar del viaje o simplemente descansar, sin ningún tipo de molestia acústica, dado que en su interior se observarán las siguientes limitaciones:

  • No se permite tener conversaciones por teléfono móvil y éste deberá estar en modo silencio.
  • En caso de escuchar música o vídeo, el pasajero deberá usar auriculares con el sonido bajo para no molestar al resto de pasajeros. NOTA: En el vagón no se ofrecerán auriculares.
  • La megafonía del vagón sólo se usará por razones del servicio.
  • No se podrán mantener conversaciones largas ni en tono alto con otros pasajeros.
  • El vagón no dispondrá de bar móvil ni restauración a la plaza.
  • En ocasiones, se atenuará la iluminación y se ajustará la temperatura para fomentar un ambiente relajado.

Coche en silencio - Renfe

¿Algo más?

  • Los menores de 14 años no podrán viajar en estos vagones.
  • No se comercializarán las tarifas Mesa ó Grupos.
  • No se permite viajar con mascotas.

¿Cómo localizo que trenes/trayectos disponen de este servicio?

Los trayectos que dispongan de coche en silencio se identificarán con el icono de un altavoz y una equis a la derecha del mismo.

Si deseas un viaje relajado, sin llamadas, conversaciones o ruidos molestos, prueba este nuevo servicio que, por cierto, no supone un aumento de precio sobre el billete normal.