Archivo de la etiqueta: Cupertino

Apple Macintosh: 30 años

El 24 de enero de 1984, Steve Jobs presentaba el Apple Macintosh, un equipo que cambiaría el futuro de los ordenadores.

Además de un monitor de 9 pulgadas, procesador de 8 MHz, 128 KBs de memoria DRAM, disquetera y teclado, fueron dos las novedades que introdujo y de ahí su importancia en la historia de la informática:

  • Interfaz gráfica de usuario: fue el primer equipo en introducir conceptos como ventanas o iconos, tan habituales en los dispositivos que usamos a diario.
  • Ratón: sí, el Apple Macintosh fue el primer ordenador en incorporar este periférico.

Además de lo anterior, este “todo en uno” podía transportarse mediante un asa integrado en su estructura.

El Macintosh incluía aplicaciones como Finder, System, MacWrite (procesador de texto), MacPaint, MacProject, MacBASIC (permitía programar en ese lenguaje) y Microsoft Word.

Apple Macintosh, moldeando el futuro de los ordenadores personales

¿Su precio?

2.495 dólares de la época. Un precio muy elevado pero que no impidió que dos meses más tarde ya se hubiesen vendido 70.000 unidades.

En fin, nuestro pequeño tributo a un equipo que no disfrutamos pero que fue fundamental para la evolución de los ordenadores personales.

iPhone 5C y 5S

Sin excesivas novedades (las filtraciones previas están acabando con el mítico secretismo de la compañía) Apple acaba de presentar sus dos nuevos terminales iPhone.

iPhone 5C

Antes del evento de esta tarde, los rumores ya venían hablando de un iPhone de “bajo coste” en un intento de recuperar cuota de mercado y expandirse en países emergentes como China e India.

El iPhone 5C, fabricado en policarbonato endurecido, es un terminal con las mismas características que el iPhone 5 (a excepción de un poco más de autonomía) pero con un precio inferior ($99/$199 – 16/32 GBs) con contrato.

La novedad, además del material empleado, radica en que el terminal estará disponible en cinco colores (azul, blanco, rosa, amarillo y verde).

iPhone 5C

 Resumiendo, un iPhone 5 económico que marca la vuelta de Apple a dispositivos de colores (¿os acordáis del éxito de los iPod de colores?) en un guiño a un público más joven y con precios más asequibles para éstos y para otros mercados importantes en los que la compañía de la manzana busca introducirse/expandirse.

iPhone 5S

El nuevo buque insignia de Apple se ha actualizado siguiendo las máximas ya vistas en anteriores modelos S: mejor rendimiento y una novedad que lo diferencia al modelo anterior (iPhone 5)

Incorpora el chip A7, el primer procesador de 64 bits en el mundo de la telefonía móvil. ¿El resultado? El doble de rendimiento que el iPhone 5 (que ya es rápido de por sí). Además, otra novedad es la introducción de un coprocesador de movimiento (denominado M7) que descargará al procesador principal del control del acelerómetro, giroscopio, etc. con el consiguiente ahorro de batería.

La cámara se ha mejorado (aunque se mantiene la resolución de 8 megapíxeles) con una lente de cinco elementos, apertura f/2.2, sensor un 15% más grande, mejoras en la estabilización, modo ráfaga, grabación 120 fps…

La gran novedad del iPhone 5S es un sensor de identidad por huella dactilar denominado Touch ID. Dotado de una resolución de 500 ppi, es capaz de escanear capas internas de la epidermis (además de la externa, claro). El sensor, recubierto por un cristal de zafiro que actúa a modo de lente, toma una instantánea de la huella dactilar permitiendo (o no) el acceso al terminal.

Este sensor abre la puerta, además del desbloqueo del terminal, a pagos (por ahora únicamente en la App Store) sin tener que introducir contraseña alguna.

El nuevo iPhone 5S se ofrece en un nuevo color: oro

El nuevo iPhone 5S se ofrece en un nuevo color: oro

¿Precio? Los habituales: $199,$299 y $399 para los 16/32 y 64 GBs respectivamente.

Los iPhone 5C y 5S se pondrán a la venta en EEUU, Australia, Canada, China, Francia, Alemania, Japón, Singapur y Reino Unido el próximo 20 de septiembre. Apple ha anunciado que se comercializarán en 100 países más antes de diciembre pero la fecha de lanzamiento en España se desconoce por el momento.

Impresiones finales

Las novedades, ya sea por las filtraciones previas o consideradas por lo que realmente suponen, son una mera actualización del producto estrella de Apple.

Sigo aferrado a la idea de que interesa comprar un iPhone cuando se produce un salto de generación (iPhone 3G, iPhone 4, iPhone 5 y un futuro iPhone 6) que es cuando la compañía realiza cambios importantes a nivel de diseño y hardware.

Lógicamente, si compraste tu primer iPhone en las generaciones intermedias o si tienes un modelo antiguo (digamos un iPhone 4), los nuevos terminales suponen un gran cambio y, claro está, merecen la pena.

(Pablo)

Apple… ¿en caída?

Últimamente, a la compañía de los iPod, iPhone, iPad y Mac le rodea un halo de pesimismo y malos augurios.

Aunque sus cifras de venta siguen siendo espectaculares, éstas no parecen contentar a analistas e inversores. Prueba de ello es que su capitalización bursátil ha descendido casi un 40% en el último año.

Apple - Capitalizacion mayo 2013

La acción de Apple llegó a alcanzar un valor de 700 dólares, hoy cotiza a $445

A los de Cupertino se les sigue criticando por el ecosistema cerrado que han establecido para sus dispositivos y tiendas físicas (Apple Store) o virtuales (iTunes/Mac Store), y por no abrir sus tecnologías a terceros que bien podrían mejorarlas y popularizarlas (Siri/Facetime/iMessage).

Además, desde el 2007 han venido presentando productos “revolucionarios” y el público se ha mal acostumbrado a esperar un producto que cambie el mercado cada pocos años (como hicieron con el iPhone y iPad).

Sea como sea, la salud financiera de la empresa es excelente y por ahora, a la espera de las novedades que presentarán el próximo 10 de junio, nos tenemos que conformar con disfrutar de los dos últimos vídeos que promocionan el iPhone como un dispositivo que nos acompaña en el día a día.

(Pablo)

Sobre manzanas que se pudren

Cualquiera que me conozca, o lea este blog, sabe que siento especial predilección por los productos de Apple. Me gustan pero no llego, ni de lejos, al fanatismo de aquellos denominados “fanboys”: personas que llenan su casa de productos de la manzana sin ni siquiera necesitarlos, hacen colas para asistir a la inauguración de nuevas tiendas de la compañía o ser de los primeros en poseer uno de sus últimos productos…

Que me gusten casi todas las creaciones de Apple no significa que no sea crítico con la compañía porque, en mi opinión, sus productos no gozan de la misma calidad de la que gozaban antaño (cuando el tamaño y relevancia de Apple no eran los actuales).

En mi caso:

  • iPhone 3G: aparecieron burbujas en la pantalla.
  • AirPort Extreme: estropeado; sustituido por, error (de ellos), una Time Capsule.
  • MacBook: sustitución de trackpad y batería.
  • iPhone 4: mancha amarilla en la pantalla.

Aunque ahora mismo me encuentro en proceso de solucionar el último problema de la lista, os puedo asegurar que no me ha hecho la más mínima gracia porque, queramos o no, los smartphone se están convirtiendo en nuestros ordenadores de bolsillo reemplazando, en cada vez más ocasiones, a nuestro sobremesa/portátil.

No es manzana todo lo que reluce

A ello se une que Apple, saltándose “a la torera” la legislación europea, únicamente ofrece un año de garantía en sus productos y, en mi caso, es Movistar quien corre (que yo sepa) con la reparación (= sustitución) del terminal. Claro, si el iPhone estuviese dentro del año de garantía que ofrece Apple, el problema estaría resuelto en una semana o menos (servicio de mensajería recoge el terminal donde les digas, se remite a Holanda y otro iPhone vuelve a España); sin embargo, muy distintas son las cosas con Movistar donde todavía me estoy buscando la vida para conseguir un terminal (de sustitución) mientras me reparan el mío (ya os contaré en que plazo me resuelven el problema).

Termino mi carga frontal frente a los de Cupertino (San Francisco, sede central de Apple) con la siguiente reflexión: es indudable que Apple está de moda pero todas las modas son pasajeras. Es mejor no dormirse en los laureles, cuidar un poco más el producto y, ya de paso, a sus usuarios.

(Pablo)

Steve Jobs

Eran las 6.50 cuando, como cada mañana, encendía mi iPhone para echar una ojeada a Twitter, descargar entradas de otros blogs para leerlas en el metro, sincronizar ReadItLater, etc.

Durante el día, he seguido usando el móvil para ojear Twitter, Facebook, descargar más artículos, leer la prensa…

Desde hace horas, ya tenía claro que al llegar a casa os escribiría estas líneas usando mi MacBook y, más tarde, seguro que veré alguna serie en el Apple TV.

Sin embargo, fue a las 6.50 cuando me enteré de tu muerte, Steve. La sensación, al principio, fue extraña. Esperaba este desenlace desde que anunciaste tu retirada como CEO de Apple, me preocupé este mismo lunes cuando leía la versión impresa del XLSemanal y observaba, con angustia, las fotos que acompañaban el artículo (no disponibles en la versión online). Se te veía extremadamente delgado y en silla de ruedas, esto último era algo que nunca antes había visto.

Soy maquero, usuario de Mac, desde hace casi tres años; antes había tenido ciertos escarceos con “la manzana” en forma de un iPod de 3ª generación (¡en España no sabían lo que era!) y un iPod Shuffle de 1ª generación. Luego vendría un iPhone 3G (verano 2008) y, por tu culpa, meses más tarde (diciembre) llegó este preciado MacBook desde el que, curiosamente, tengo que escribir acerca de tu fallecimiento.

He vivido rodeado de tecnología desde los seis años y, si algo me ha enseñado todo este tiempo rodeado de ordenadores, móviles, televisores…es que sólo les pido una única cosa: que funcionen y no me hagan perder el tiempo y dinero en reparaciones o “parcheos”.

No vi cumplidos mis deseos hasta el verano de dos mil ocho y, más aún, hasta ese mes de diciembre cuando, emocionado, abría la caja de mi MacBook. Su diseño, el tacto que tenía, esa robustez de producto bien construido, encenderlo y ver como me daba la bienvenida, la fluidez en su funcionamiento…son sensaciones que no he olvidado y, lo que es más importante, salvo un error en la batería y un problema con el trackpad, no ha dado el más mínimo problema. No ha habido que formatearlo (bueno salvo para instalar un nuevo sistema operativo tal y como es recomendable), he sufrido escasos cuelgues… vamos “igualito” a lo que padecí desde Windows 3.1 a Windows Vista.

Todo esto no sería posible sin tu visión Steve, sin tu tozudez para ir contracorriente y llevar a cabo algo que sólo tu veías claramente; sin tu incesante búsqueda de la perfección (que, en una ocasión, supuso llamar a un directivo de Google en domingo para discutir la tonalidad del amarillo de una letra en una app para el iPhone).

Desarrollaste un ordenador que funciona (plataforma Mac, crecimiento actual del 23% frente al 4% del PC),  nos mostraste tu visión de como debía ser un reproductor musical (iPod, más de 300 millones de unidades vendidas, 78% de cuota de mercado), revolucionaste el mundo de la telefonía móvil (iPhone, 5% de cuota de mercado tras sólo cuatro años), transformaste el modo de comprar música (iTunes Store, canciones a 0,99€, posibilidad de comprar canciones y no albums), introdujiste un nuevo concepto de dispositivo (iPad, 74% de cuota de mercado)…

Durante todo el día he podido leer las dedicatorias que de ti han escrito Barack Obama, los CEOs de otras empresas (Steve Ballmer, Larry Page, Mark Zuckerberg…), antiguos rivales (Bill Gates, Eric Schmidt), periodistas especializados en tecnología (David Pogue, Steven Levy, Ángel Jiménez) y la increíble repercusión que ha tenido tu fallecimiento a nivel mundial.

Creo que, tras todo ello, he sido más consciente de lo que había pasado: el mundo ha perdido a un genio, un visionario, alguien que ha transformado nuestras vidas, alguien que ha puesto el mundo en nuestras manos gracias a toda una serie de fantásticos dispositivos.

Por todo ello y mucho más, gracias Steve.

(Pablo)

Nuevo iPhone en camino

Una entrada rápida para confirmar que Apple presentará nuevo modelo de iPhone (¿iPhone 4S? ¿iPhone 5?) el próximo martes, día 4 de octubre, en el auditorio que la compañía tiene en su sede de Cupertino (California).

Como siempre, curiosa la invitación que Apple ha enviado a los medios especializados: fecha, hora, localización (1 Infinite Loop, Cupertino) y, parece, el principal protagonista (el teléfono).

El eslogan (Hablemos del iPhone) parece dejar clara la temática de la presentación en la que todo el mundo espera que el nuevo CEO de la compañía, Tim Cook, debute en su cargo al frente de la compañía.

(Pablo)