Archivo de la etiqueta: entradas

Usando Passbook

Passbook es el nombre de una función introducida por Apple en sus dispositivos móviles iPhone y iPhone Touch dotados del sistema operativo iOS 6.

Consiste, básicamente, en poder llevar tus tarjetas de cliente, de embarque, cupones, entradas de cine, conciertos, etc. en tu dispositivo móvil abandonando la costumbre de llevar papeles encima.

Passbook 1

Así se ve la entrada en Passbook

Aunque en EEUU el uso de Passbook está muy extendido (ej. tarjetas de Starbucks con saldo precargado para abonar tus consumiciones), en España su uso está siendo, de momento, escaso. Basta decir que no tuve la oportunidad de probar su utilidad hasta que un tuit de un amigo informaba de la posibilidad de usar esta tecnología en la cadena Yelmo Cines.

El proceso es bastante sencillo: basta con comprar las entradas vía Internet y, una vez recibido el email con la confirmación de la compra en tu dispositivo móvil, descargar la entrada directamente a Passbook.

Descarga las entradas desde tu dispositivo móvil

Descarga las entradas desde tu dispositivo móvil

Una vez que la entrada figura en Passbook, la propia aplicación te ofrece la posibilidad de alertarte (gracias al uso de la geolocalización) de que te encuentras cerca del cine permitiéndote acceder rápidamente a la entrada.

Ya en el cine, y sin necesidad de hacer colas o acudir a ninguna taquilla/dispensador de entradas, basta con mostrar dispositivo al encargado de las entradas para que lo lea con un lector específico y puedas disfrutar de la película y… las palomitas 🙂

(Pablo)

iTunes Festival

Celebrado desde 2007 en The Roundhouse (Londres), el iTunes Festival nos permite disfrutar gratuitamente de treinta días de música en directo.

Las entradas para el festival, patrocinado por Apple, se distribuyen entre los usuarios de iTunes y fans de los grupos que actúan cada año.

La edición de este año ha reunido, entre otros, a Usher, Plan B, Emeli Sandé, Jack White, Norah Jones, The Killers, Pink, David Guetta, Andrea Bocelli, One Republic, Jessie J, Lana del Rey, Alicia Keys o Muse.

Fantástico, ¿cómo puedo ver los conciertos?

Durante todo el mes de octubre, los conciertos podrán verse gratuitamente usando:

No se a que estáis esperando para echar una ojeada al cartel del festival y disfrutar de buena música.

(Pablo)

Tengo un blog y…¿ahora qué?

Una vez que has tomado la decisión de crear un blog tienes ante ti un reto de lo más interesante. Como nos sucedió a nosotros, tendrás todo tipo de dudas y, como lo más seguro es que quieras hacer las cosas bien desde el principio, os dejamos unos consejos que, esperamos, os sean de utilidad:

  1. El nombre es importante: seguro que ya tienes pensado alguno pero no está de más tomarte unos minutos para intentar “pulirlo” y hacer que sobresalga, de alguna manera, del resto de la blogosfera.
  2. Elige bien su diseño: muchos servicios de alojamiento de blogs (ej. WordPress) permiten elegir diseños/temas (gratuitos o de pago) y hasta personalizarlos con tu propio banner, etc. Un blog poco atractivo o con “look artificial” no gustará a tus visitantes. Además, es importante que cada una de las secciones sean claras y estén bien delimitadas presentando la información de una manera sencilla y que atraiga el interés de tus lectores.
  3. Encuentra algo interesante de lo que hablar: está claro que si has creado un blog es porque quieres hablar de algo (sobre ti, sobre cultura, moda, viajes, etc.). A diario, leo una gran cantidad de blogs y tengo claro que a la gente le interesa, la mayoría de las veces, conocer tu opinión y no solamente una mera enumeración de características, fotos, etc.
  4. Se regular: si a una persona le gusta tu blog, lo visitará a menudo esperando encontrar nuevo contenido. Probablemente, mantener actualizado tu blog sea tarea más complicada de todo blogger.
    Al principio, siempre tienes muchos temas, ideas, etc. que desarrollar pero, al cabo de un tiempo, encontrar la inspiración para hablar de un tema (o simplemente encontrarlo) se convierte en un verdadero problema.
  5. Cuida lo que dices y como lo dices: algunas personas han encontrado, en su blog, un auténtico púlpito desde el que dar a conocer su opinión respecto a todo tipo de temas. Esto no es malo pero es importante mantener las formas e intentar, en la medida de lo posible, no sobrepasar ciertos límites.
  6. Elementos multimedia: por mucho que te guste escribir, hay entradas que quedan mucho mejor si incluyen fotos, videos, etc. El uso de elementos multimedia enriquece tu blog y, lo que es más, lo hace más atractivo y, seguramente, menos aburrido.
  7. Responde a tus lectores: ya sea mediante correo electrónico o comentarios, habrá lectores que se pongan en contacto contigo para preguntar, sugerir, criticar, etc. Intenta contestar en un período de tiempo razonable, de lo contrario notarán poco interés por tu parte.
  8. Ten paciencia: este es otro consejo importante sino el que más. Tu blog, salvo raras ocasiones, no te hará rico. No te comas el coco con las estadísticas (¿cuánta gente visita mi blog?, ¿por qué esta entrada, que es una obra de arte, es poco visitada?). En nuestro caso, tenemos claro que La Almohada de Lucas es un hobby para nosotros; no esperamos hacernos ricos (bueno, si Google nos quiere comprar…) e intentamos que el blog sea interesante a pesar del poco tiempo libre con el que contamos.

Seguramente me deje algo en el tintero pero, esta entrada, como todas es susceptible de actualizarse con el paso del tiempo 😉

Si os podemos ayudar con algún tipo de consejo, opinión, sugerencia… dejadnos un comentario (la opción está más abajo, ¡aunque pocos la uséis!) y, si ya tenéis algún blog, dejadnos enlace al mismo para poder visitarlo y dejar nuestros comentarios.

(Pablo)

Echando la vista atrás…

…ahora que este 2011 toca a su fin, es un buen momento para hablar un poco de nosotros: La Almohada de Lucas (ó LADL).

Es conveniente dejar claro que para los nosotros el blog es un hobby y una buena manera de mantener el contacto a pesar de la distancia que nos separa.

Nuestra aventura comenzó el martes 20 de octubre de 2009 y, 802 días después, este sigue nuestro lugar favorito para hablar de los que nos viene a la cabeza, del panorama político, de tecnología, de recetas de cocina, música, cine, deporte, series, literatura…

Cierto es que muchas veces, por unos motivos u otros, no podemos estar todo lo que quisiésemos con vosotros pero, como cualquier otra persona, tenemos nuestra vida y creo que, en general, todos cada vez tenemos menos tiempo para dedicar a nuestros hobbies. Sin embargo, nuestro compromiso con el blog sigue intacto y, prueba de ello, ha sido este último año donde el número de entradas publicadas ha sido el mayor desde que comenzó nuestra andadura.

Al tratarse de un blog escrito en español, la mayor parte de las visitas que recibimos proceden de España e Hispanoamérica. Sin embargo, sorprendentemente, los Estados Unidos se sitúan en el cuarto de lugar de los cuarenta y cinco países de los que recibimos visitas.

¿Desde donde nos visitáis?

Todas y cada una de las visitas que recibimos son más que bienvenidas (y agradecidas) pero, si nos permitís la crítica, echamos de menos un poco de interacción con nuestros visitantes. Estamos seguros que algo tenéis que opinar/preguntar/apuntar respecto a los temas que tratamos a diario. Las críticas, educadas y meditadas, son siempre bienvenidas al igual que vuestras sugerencias de temas a tratar en el blog.

Este año que nos deja ha sido el más fructífero en cuanto a visitas recibidas; no os engaño si os digo que hemos multiplicado por 3,5 nuestras cifras de 2010. Ello supone, al mismo tiempo, un aliciente para seguir escribiendo y un reto personal para ambos dado que es nuestra más firme intención superar nuestras propias cifras en 2012.

Ya tenemos en mente algunas novedades para el blog que, esperemos, sean de vuestro agrado y, como siempre, reiteramos nuestra apuesta por incorporar a algunos colaboradores (si, ya sabéis quienes sois) que amplíen, de su puño y letra, la lista de temas tratados diversifiquen nuestra apuesta por un blog de contenido variado.

Gracias por estar ahí.

(Fer y Pablo)