Archivo de la etiqueta: Google

Un negocio muy lucrativo

Desde un principio, hemos asociado el término hacker (pirata informático) a ese experto informático que, esperando cualquier error por nuestra parte, esperaba pacientemente para colarse en nuestro ordenador y hacerse con información confidencial, fotografías, etc.

Más tarde, se les asoció con la creación de virus informáticos, robos de información a grandes empresas o vulneración de sus sistemas informáticos. En muchas ocasiones, sus acciones buscaban la mera autocomplacencia y, en otros, la única finalidad era el dinero obtenido mediante extorsión, chantaje…

Desde hace años, esos expertos informáticos han encontrado un negocio más lucrativo: encontrar errores en el software desarrollado por compañías informáticas para venderlo al mejor postor (incluidos gobiernos).

Reino Unido, Rusia, Israel, Brasil o India son los países que más cantidades destinan a hacerse con los llamados “zero day“: errores en el código de programas informáticos que permitan a quien lo encuentra/explota acceder al ordenador o sistemas informáticos de cualquier negocio o agencia que lo use.

Frente a esos posibles compradores se alinean las compañías que desarrollan software (ej. Google, Facebook, Microsoft) que, a través de un programa de incentivos económicos, buscan que el hacker que encuentre un error en el código de sus programas se lo venda a ellos dado que, de ser explotado por alguien (léase gobierno, agencia o particular), la impresión que el público en general tiene de sus productos podría descender considerablemente con el consiguiente perjuicio económico.

Hacker 4

¿Cuánto puede costar un “zero day”?

Por poner un ejemplo, Microsoft paga un tope de $150.000 por cada error grave detectado en alguno de los programas que desarrolla. Facebook ha llegado a pagar $20.000 por un único error (misma cantidad que Google paga por cada error encontrado en su software) y, hasta el momento, la red social ya ha pagado un total de  un millón de dólares (incluyendo $2.500 a un chaval de 13 años) por dichos conceptos.

En la actualidad, el negocio crece vertiginosamente dadas la ventaja que, para gobiernos y agencias, supone poseer un “zero day” no descubierto. Buen ejemplo de ello fue Stuxnet, un programa informático desarrollado por EEUU e Israel que, en 2010, se introdujo en el sistema informático iraní, aprovechando errores del mismo, y consiguió ralentizar su programa de enriquecimiento de uranio.

En la actualidad, ya existen compañías creadas por grupos de hackers con el único objetivo de encontrar y vender estos errores en el código dado lo lucrativo del negocio. Éste llega a tal nivel, que entre la propia comunidad hacker se desdeña a aquellos que, como se hacía en otros tiempos, ofrecen esa información gratuitamente a las compañías que desarrollan software.

(Pablo)

El nuevo Google Maps

El martes pasado, durante la denominada Google I/O, la empresa del famoso buscador anunció, entre otras novedades, una remodelada versión de su servicio Google Maps.

Hemos tenido acceso a la versión preliminar del servicio y lo primero que nos ha llamado la atención, además del rediseño completo de la interfaz , es el nuevo cuadro de búsqueda que, además de cambiar su ubicación en la página, viene a integrar varias funciones.

¿Qué vamos a buscar?

Como ejemplo vamos a localizar un buen restaurante de cocina gallega cerca de la conocida calle Goya de Madrid. Introducimos “cocina gallega, Goya” en el cuadro de búsqueda y Google Maps nos muestra lo siguiente (haced clic para ver mejor las imágenes):

Google Maps

Los resultados más relevantes aparecen resaltados en el mapa

Como podéis ver, los resultados se etiquetan directamente sobre el mapa. Es decir, los más relevantes tienen un tamaño mayor mientras que los iconos únicos (ej. un tenedor y cuchillo) permiten identificar el tipo de empresa al instante. Además, en nuestro ejemplo, se muestran las especialidades de alguno de los restaurantes encontrados.

Al hacer clic sobre uno de los resultados, el cuadro de búsqueda se transforma en las denominadas “tarjetas”. En ellas podemos encontrar la dirección del restaurante, número de teléfono, página web, como llegar, guardarlo en nuestros destinos favoritos (quedan vinculados a tu cuenta de usuario) además de poder obtener reseñas sobre el destino (integradas dentro de Google+).

El cuadro de búsqueda muestra ahora las tarjetas

Como siempre tenemos a nuestra disposición Street View, vista de satélite, el estado del tráfico (se superpone sobre el mapa), información sobre el transporte publico, etc.

En general, no hay grandes novedades y sí un buen lavado de cara para uno de los servicios más usados de Google, actualizando su diseño al que ya muestran las aplicaciones propias para Android y, más recientemente, iOS.

(Pablo)

Google y Facebook amenazan el formato JPEG

A poco que hayas navegado por Internet, estoy seguro que conocerás el formato JPEG, cuya extensión de archivo más conocida es .JPG, dado que la mayoría de las imágenes que circulan por Internet lo hacen en dicho formato.

Esto es así dado que JPEG es  el formato más usado por las cámaras de fotos digitales. En su contra tiene que la imagen pierde calidad dado que se comprime (para ahorrar espacio) siendo su principal ventaja que se trata de archivos muy fáciles de enviar por correo electrónico, subir a un servicio de almacenamiento online, compartir…

Sin embargo, en los últimos tiempos Google viene desarrollando otro formato de imagen, denominado WebP (léase weppy), que viene a suponer una amenaza directa al JPEG dados los recursos con los que cuenta la compañía de Mountain View para popularizar el formato.

¿Por qué se crea WebP?

Pensemos en la cantidad de datos (incluidas imágenes) que maneja Google a diario. El manejo de esa información supone unos costes muy elevados entre los que destacan las asociados a infraestructuras (redes).

WebP propone archivos de menor tamaño a los generados en JPEG y con una calidad similar lo que, directamente, ayuda a rebajar dichos costes.

¿El formato gráfico del futuro?

¿El formato gráfico del futuro?

Entonces, ¿cual es el problema?

Desde el punto de vista del usuario parece, a primera vista, no haberlos. Similar calidad gráfica, menor tamaño vienen acompañados de mayor rapidez a la hora de cargar páginas web, enviar las imágenes, etc.

Sin embargo, este formato todavía no es soportado por los principales sistemas operativos (Windows / OS X) y sólo los navegadores Google Chrome y Opera lo soportan.

¿Qué pinta Facebook en todo esto?

Es en esta red social es donde se ejemplifica el problema anterior ya que Facebook ha comenzado a realizar pruebas con este formato convirtiendo las imágenes que suben sus usuarios a formato WebP para, al igual que Google, reducir los costes asociados a mover y almacenar todos esos datos.

Imaginaos el espacio en los servidores, su mantenimiento, coste eléctrico, etc. que Facebook puede ahorrarse si la ingente cantidad de imágenes que suben sus usuarios a diario pudiese comprimirse ocupando, por tanto, menos espacio y, por ende, necesitando menos servidores para su alojamiento.

Fantástico para Facebook pero, sin embargo, el usuario se encuentra con que, al intentar descargar una imagen de la red social, se encuentra con un archivo con extensión .webp que su sistema operativo o programas de edición gráfica como Photoshop no pueden manejar. Lo mismo ocurre, si intenta enviar las imágenes a un amigo, familiar, etc. éste no podrá ni siquiera abrirlas…

La solución, de momento, pasa por usar algunos de los navegadores web (Internet Explorer, Safari o Firefox) que no soportan el formato WebP. Facebook detectará ese hecho y servirá la imagen en formato JPEG.

Lógicamente, cuando Facebook se decida a generalizar el formato WebP, este problema afectará a un gran número de usuarios lo que, es de esperar, dará un impulso a su soporte por parte de navegadores y sistemas operativos que todavía no lo ofrecen.

(Pablo)

La batalla se traslada al televisor

El miércoles pasado, The Verge anunciaba que la próxima versión de Xbox, la consola de Microsoft, tendrá la posibilidad de interactuar con el televisor a través de una interfaz superpuesta a la señal habitual.

Como complemento a ello, una nueva versión de Kinect (dispositivo capaz de captar los movimientos del usuario) permitirá, entre otras funciones, pausar la emisión cuando detecte que el usuario no está mirando a la pantalla.

Lo primero, superponer información, ya fue intentado por Google (mediante su Google TV) y los resultados no han sido satisfactorios.

Sin embargo, está clara la apuesta de los fabricantes tradicionales (Samsung, Sony, LG…) por dar más capacidades a la televisión en un momento en el que las encuestas muestran que los móviles y las tabletas roban protagonismo a la emisión y ya es de lo más normal que alguien consulte sus redes sociales, responda correo electrónico, etc. durante la emisión de una serie, programa o película.

¿Revolucionará Apple el mercado del televisor como hizo con el del móvil?

¿Revolucionará Apple el mercado del televisor como hizo con el del móvil?

Las Smart TV han sido un buen intento pero su implementación, de cara al usuario, tampoco ha sido lo mejor (interfaces toscas y difíciles de manejar). Además, la facilidad y rapidez para ver un vídeo desde un móvil/tableta no ha podido ser igualada por estos fabricantes y, al final, todas esas posibilidades de los televisores inteligentes caen en el olvido.

Frente a los fabricantes tradicionales ahora nos encontramos con Google (Google TV), Microsoft (Xbox) y, según los rumores, Apple (que estaría desarrollando un supuesto iTV) que buscan revitalizar el mercado del televisor, que les puede ofrecer grandes márgenes, dotándolo de funciones novedosas (control por gestos, información sobre protagonistas, implementación de redes sociales, mirroring del contenido del móvil/tableta…).

En los próximos meses veremos las apuestas de todos estos protagonistas dado que, tras la fallida apuesta por el 3D y que los nuevos televisores 4K (de precio prohibitivo) dudo que lleguen a poblar nuestros salones, el mercado del televisor se encuentra estancado a la espera de novedades que capten la atención (y la cartera) del consumidor.

(Pablo)

Facebook Home

Algunos lo califican como un golpe maestro de Mark Zuckerberg, otros opinan que no tiene mucho futuro pero, sea como sea, Facebook Home se ha convertido en la noticia tecnológica de la semana.

¿En qué consiste?

Se trata de una modificación del sistema operativo Android que viene a alterar su funcionamiento.

En este caso, la “capa de software” que Facebook ha diseñado permite a los usuarios de terminales Android una mayor interacción con la red social más poblada.

Una vez instalado, la propia pantalla de bloqueo pasa a convertirse en una mezcla de las últimas fotos, cambios de estado, comentarios, etc. de los contactos, páginas web favoritas, etc. que el usuario mantiene/sigue en esa red social. También integrará las notificaciones propias de Facebook o del resto de aplicaciones que tengas instaladas en tu terminal. Por encima de todo ello, un sistema de mensajería/chat para estar en contacto permanente con tus amigos (de Facebook).

¿Qué gana Facebook con todo esto?

A la compañía de San Francisco le interesa que el mundo del usuario gire alrededor de su red social dado que así podrá conocerle mejor y dirigirle toda un serie de anuncios que “cuadren” con su perfil.

Otra ventaja es que, por ahora, se olvidan del desarrollo de un terminal propio de Facebook.

Del otro lado, no creo que la noticia haya sentado bien a Google quien, a través de sus aplicaciones integradas en Android (Gmail, Maps, Now, etc.) logra obtener datos de sus usuarios con el objetivo final de dirigirles publicidad específica (¿os suena?) y obtener grandes beneficios por el camino…

Al final, que Android sea un sistema operativo abierto está dando más que un buen dolor de cabeza a los ejecutivos de Google dado que compañías como Samsung (con sus productos Galaxy S) y Amazon (modificando Android e instalándolo en sus tablets Kindle Fire) están “sacando tajada” del trabajo de los de Mountain View ya que, tras modificar el producto desarrollado por Google, obtienen beneficios económicos que éste no percibirá.

¿Cuando estará disponible?

A partir del 12 de abril y únicamente para los dispositivos HTC One, One X, Samsung Galaxy (S3 y S4) y Note II.

(Pablo)

 

Mailbox: análisis

Sin duda, Mailbox es una de las aplicaciones para iPhone más esperadas del 2013. Se trata de un programa de correo electrónico (como Mail, el programa integrado en todos los dispositivos iOS) que incorpora, como gran novedad, funciones propias de gestores de tareas (como Things, Wunderlist, Any.DO)

Los gestores de correo electrónico para iPhone que conocemos (Mail, Gmail, Sparrow…) ofrecen un funcionamiento similar al que venimos experimentando con programas de correo electrónico tipo Outlook. Algunos, como Sparrow (antes de ser comprado por Google) implementaron gestos del tipo deslizar para realizar determinadas acciones pero pocas han sido las novedades desde entonces.

Mailbox, sin embargo, nos ofrece una serie de opciones que estos programas no integran y que, hasta ahora, eran habituales en gestores de tareas. Una vez que el usuario recibe uno o varios correos, tiene a su disposición cinco gestos rápidos:

  • Tocar el correo: lee el correo.
  • Deslizar el correo ligeramente hacia la derecha: archiva el correo.
  • Deslizar el correo a la derecha: borra el correo.
  • Deslizar el correo ligeramente hacia la izquierda: la aplicación archiva el correo momentáneamente (haciéndolo desaparecer de la bandeja de entrada) pero se “recibirá” de nuevo (reapareciendo en la bandeja de entrada) cuando el usuario especifique (más tarde, por la noche, mañana, el fin de semana, la próxima semana, dentro de un mes, cualquier día o, directamente, un día/hora determinados).
  • Deslizar el correo a la izquierda: permite archivar el correo  en tres carpetas predeterminadas (aunque el usuario puede crear más) que son “a tener en cuenta”, “para leer”, “para comprar”.

Además, estos gestos pueden extenderse a todos los correos de tu bandeja de entrada.  Ej. ¿Recibes tres correos electrónicos con la misma temática? Archívalos para leer más tarde o bórralos con un único gesto (y no uno por uno).

Si el lema de Mailbox es “pon tu email en su lugar”, está claro que la filosofía de la aplicación gira en torno al mismo siendo su objetivo final alcanzar una bandeja de entrada vacía (inbox zero) momento en el que el programa “premiará” al usuario mostrando una bonita foto de Instagram.

¿Qué pegas le has encontrado?

Para empezar, de momento sólo funciona con cuentas de correo electrónico de Gmail (el correo electrónico de Google) aunque, tras su reciente adquisición por parte de Dropbox, se espera que funcione con todo tipo de cuentas de correo y que, lógicamente, veamos novedades/correcciones rápidamente. Pese a que su funcionamiento se limita a Gmail no permite el etiquetado (función propia de ese servicio) que, en mi caso, uso a diario.

Derivado de lo anterior, si el usuario tiene otra cuenta (que no pertenece a Gmail) se verá obligado a usar otro gestor de correo electrónico para poder acceder a sus emails.

Toca la pantalla y verás una bonita foto de Instagram.

Toca la pantalla y verás una bonita foto de Instagram.

En relación a la gestión del correo electrónico, he terminado acumulando correo electrónico en la carpeta “para leer” encontrándome, durante el fin de semana, con toda una serie de emails pendientes de lectura. Así, lo único que me ha aportado es “descongestionar” la bandeja de entrada acumulando correo (cuya lectura/respuesta no urge) en otra carpeta distinta. El alivio para el usuario, de ese modo, únicamente es momentáneo.

Por lo demás, las imágenes de algunos correos electrónicos no se mostraban (dejando un espacio en blanco en su lugar). Esto me ha sucedido bajo cobertura 3G, funcionando correctamente bajo WiFi.

Supongo que Mailbox ayudará a aquellas personas que reciben mucho correo electrónico a diario, dado que les permite “colocar” sus emails en categorías que les permitan llevar una mejor gestión del mismo, evitando que su bandeja de entrada se desborde o que dicha acumulación les impida localizar un correo electrónico determinado.

En líneas generales, Mailbox funciona bien pero le queda mucho camino por recorrer para poder ser el mejor gestor de correo electrónico para iPhone.

(Pablo)

Google cierra Reader

La semana pasada, Google realizaba lo que ellos llaman “limpieza primaveral” o, lo que es lo mismo, anunciaban el cierre de una serie de servicios entre los que se encontraba Reader.

Para los que no sepan su función, se trata de un agregador (almacén) de feeds RSS.

¿Cómo?

Creo que, explicando para que lo uso, se entenderá mejor: digamos que sigo toda una serie de blogs de temáticas variadas (tecnología, fotografía, etc.) y que no quiero estar visitando la página web de cada blog para leer sus novedades sino que quiero que las últimas entradas/artículos de cada uno de ellos aparezcan en un único sitio web, en este caso, Google Reader.

Una vez que las últimas novedades de cada blog están en el mismo sitio, puedo acceder a éste desde mi smartphone, tableta, portátil…

Google Reader, además, nos permitía señalar artículos como “favoritos” para, en el futuro, poder acceder a ellos en caso de necesidad.

Con el cierre de este servicio (Google aduce poco uso y, por lo tanto, poca rentabilidad) todos los que usábamos tenemos un serio problema: hay que buscar otro servicio que lo sustituya (ya os avanzo que no existe uno igual de potente que Reader).

20130319-074847.jpg

Tras esta “puñalada” de Google lo preocupante debería ser preguntarnos que sucedería si Google decide cerrar otros servicios tan populares como Gmail (correo electrónico) o Picasa (organizador/editor de archivos gráficos) aduciendo poca rentabilidad o cualquier otro motivo que les apetezca (después de todo, el servicio les pertenece).

Si utilizáis habitualmente una dirección de correo electrónico @gmail.com imaginaos la cantidad de correo que dejaríais de recibir de vuestros familiares, amigos, empresas… y las consecuencias que se derivarían de ello.

En fin, Lo anterior debería hacernos reflexionar acerca de la dependencia que hemos llegado a tener de servicios como Gmail, Hotmail/Outlook, Facebook/Instagram (donde mucha gente almacena sus fotografías), etc.

(Pablo)