Archivo de la etiqueta: iPhone 6

El misterioso caso del iPhone menguante

El pasado 26 de septiembre salían a la venta en España los nuevos teléfonos móviles de Apple: el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus. Creedme si os digo que he tenido que esperar más de un mes para ver uno por la calle.

Lo anterior no me extraña, conozco mucha gente interesada que todavía no ha podido hacerse con uno. Tampoco el que os escribe se ha librado de ello, terminaba permanencia con mi operador y ni en su flagship store madrileña disponían de terminales. Peor aún, habían decidido no utilizar un sistema de reservas y la única solución que ofrecían a sus clientes era pasarse todos los días por la tienda y ver si había suerte…

Debió ser mi cara de incredulidad pero la persona que me atendía optó por ofrecerme otra alternativa: acudir a una Apple Store (aludiendo que tendrían stock de terminales) e intentar hacerme con uno. Sobra decir que deseché la idea dado que el resultado iba a ser el mismo: los nuevos teléfonos móviles de Apple escasean.

Míralo bien porque tardarás en verlo a menudo

Míralo bien porque tardarás en verlo a menudo

He usado tres modelos distintos de iPhone y nunca me había encontrado con esta situación de escasa, por no decir nula, disponibilidad tanto por parte de los operadores como del propio fabricante. Más aún cuando para el consumidor medio, que no sigue la actualidad tecnológica, las novedades de este terminal se limitan, básicamente, a un rediseño e incorporación de pantallas de mayor tamaño (4,7 y 5,5 pulgadas) unido al típico aumento de potencia del procesador que acompaña a cada nueva generación.

Esta situación no sólo afecta a España, desde Reino Unido me llegan las mismas noticias: imposibilidad de hacerse con un terminal dado que no hay disponibilidad.

Desconozco si Apple será capaz de hacer frente a esta inusitada demanda pero, si hacemos caso a lo dicho en su última presentación de resultados económicos, parece que no será así ni para la campaña navideña.

Algunos aludirán a que se trata de una maniobra publicitaria por parte de Apple pero, en mi opinión, la compañía de California se ha quedado corta en sus predicciones de venta y, aunque sigue lanzando sus nuevos terminales en nuevos países, su distribución a nivel mundial (115 países en 2014) parece habérsele atragantado.

¿Mi recomendación?

Si tu operador elegido es Vodafone, Orange o Yoigo, prueba suerte intentando reservar uno (cuando tu suerte y la disponibilidad así lo permitan) usando el sistema de reservas disponible para todas las Apple Store españolas.

Se de alguno que ha tenido suerte 😉

Apple, tenemos (más de) un problema

Colas para hacerse con los últimos iPhone, ventas millonarias, buena salud bursátil… Las cosas marchan bien para Apple pero, aunque pueda parecer lo contrario, a sus usuarios no les va tan bien.

Veamos algunos ejemplos:

  • iOS 8: multitud de artículos intentarán venderme las bondades del nuevo sistema operativo para iPhone, iPad y iPod Touch pero, tras instalarlo y probarlo, me sigue pareciendo una mera puesta al día para igualar lo ofrecido por Android (teclados de terceros, widgets). Además, algunas de sus nuevas funciones (Handoff, iCloud Drive), no podrán ser aprovechadas al 100% hasta la salida de OS X Yosemite (sistema operativo usado por los Mac).
    Por lo demás, aplicaciones nativas que se vendieron como grandes novedades en su día, han caído en el olvido (Siri) o no han avanzado tal y como se prometió (Mapas).
  • OS X Yosemite: dado que se lanzará en octubre,  muchas de las nuevas funciones que comparte con iOS 8 (disponible desde septiembre) no podrán ser utilizadas de momento y otras, como la nueva aplicación Fotos, verá la luz en enero como muy pronto…
    Lo anterior, tiene consecuencias tan pintorescas como que los usuarios de Windows puedan acceder a iCloud Drive (almacenamiento en la nube estilo Dropbox) antes que los propios usuarios de los ordenadores de la compañía.
    Esta situación de poca coordinación entre equipos ya la hemos vivido anteriormente, ¿es qué no hay ingenieros suficientes para desarrollar ambos sistemas operativos y cumplir determinados plazos de entrega?, ¿o es que desarrollar el Apple Watch se ha llevado todos los recursos de la compañía? Venga ya, que estamos ante la mayor compañía tecnológica del momento.
  • Apple TV: lo que Apple ha considerado en varias ocasiones como un hobby ya ha sido sobrepasado, por lo menos en cuanto a funciones ofrecidas, por la competencia (ej. Roku).
    Seguimos esperando un cambio (real) en su interfaz (el último no aporta mucho) y, sobre todo, que pueda ejecutar aplicaciones de terceros.
  • Mac Mini: este pequeño (gran) ordenador no ha sido actualizado desde octubre de 2012 (y eso que dicha actualización se limitó al procesador y poco más).
  • iWork en la nube: tras abandonar la venta física de la suite iWork (procesador de texto, hoja de cálculo, crear presentaciones). Apple lanzó iWork para iCloud que, a día de hoy, sigue en fase beta y sin ofrecer las mismas funciones que venían ofreciendo las versiones físicas del producto.
Esperemos que no la devore...

Esperemos que no la devore…

Si a lo anterior le unimos los últimos traspiés de la compañía: la actualización de iOS 8.0.1 (dejó a muchos usuarios sin poder realizar llamadas) o el denominado bendgate (los últimos iPhone 6/6 Plus pueden llegar a doblarse si se ejerce una determinada presión sobre una zona específica de su diseño), la situación, a nivel de usuario, deja mucho que desear.

Entiendo que, a la inmensa mayoría de los usuarios, lo expuesto les dará igual. No tiene una visión global del ecosistema de Apple ni tampoco siguen la actualidad de la compañía y, además, sus dispositivos funcionan correctamente. Pero, ¿y si pudiesen funcionar mejor?, ¿por qué el software de sus dispositivos no está a la altura del hardware?

Algo no se está haciendo bien en Apple pero, mientras la competencia no apriete y sus usuarios no despierten, las cosas marchan bien para la compañía.

Ampliando el ecosistema

Como seguramente sabréis, el martes nueve Apple presentó dos nuevos modelos de iPhone (denominados 6 y 6 Plus), un nuevo sistema de pagos (Apple Pay) y un reloj inteligente (Apple Watch).

Os hago un resumen rápido:

iPhone 6 / iPhone 6 Plus

Con pantallas de 4,7 y 5,5 pulgadas respectivamente, Apple se ha decidido a satisfacer una clara demanda del mercado por terminales con un tamaño de pantalla mayor.

Las nuevas pantallas no incrementan el grosor del terminal (al contrario, lo disminuyen) y su calidad es superior a la del “antiguo” iPhone 5S gracias a una nueva tecnología empleada en su construcción.

iPhone 6 / 6 Plus

iPhone 6 / 6 Plus

Por lo demás, estos terminales integran un chip A8 (más potente y eficiente que su predecesor) y el procesador M8 (capaz de almacenar valores relativos a la actividad física del usuario).

Mejores cámaras, antenas (LTE y WiFi) mejoradas, NFC, iOS 8, capacidades de almacenamiento de 16 GBs ($199/$299 – iPhone 6/6 Plus, 2 años de contrato), 64 GBs ($299/$399) y 128 GBs ($399/$499).

Apple Pay

La compañía de California propone un nuevo sistema de pagos basado en su app Passbook, el sensor de huella dactilar Touch ID y receptores NFC en los comercios.

Frente al tradicional ritual de pago (sacar la cartera, elegir tarjeta de crédito/débito, entregarla mientras muestras una identificación válida y firmas o introduces el código PIN), Apple propone acercar tu terminal a un receptor NFC y validar tu compra gracias al sistema Touch ID.

Rápido y sencillo, así es Apple Pay

Rápido y sencillo, así es Apple Pay

¿Así de sencillo?

Pues sí, podrás dar de alta tu tarjeta/s de crédito/débito en la app Passbook (o usar la que tienes dada de alta para compras música o aplicaciones) y usar tu móvil para pagar de una manera rápida y sencilla.

Apple Watch

Los de Cupertino, tal y como sucedió con el iPad, no son los primeros en presentar un reloj inteligente (Motorola, Samsung, LG, entre otros fabricantes, ya comercializan relojes de este tipo) pero si que han estudiado lo que ofrece el mercado (además de las necesidades reales del consumidor) para presentar un producto mejor e intentar revolucionar un mercado, el de dispositivos “inteligentes” vestibles, que todavía no ha despegado.

Apple Watch

Apple Watch, ¿triunfará?

¿En qué flaquea este dispositivo?

A día de hoy, el talón de Aquiles de los relojes inteligentes es, sin duda, su batería. Apple no se ha pronunciado acerca de la autonomía de su nuevo dispositivo pero se sospecha que no sobrepasará el día de uso. Otro punto en contra es que el reloj no podrá sumergirse (nada de ducharte o bañarte llevándolo puesto).

Atractivo diseño, amplias posibilidades de personalización, buena usabilidad (gracias a su corona y pantalla que, además de táctil, es capaz de medir la fuerza de las pulsaciones), funciones de monitorización del ejercicio físico, integración con Apple Pay (sí, podrás pagar con tu reloj), tienda de apps específicas… pero sigue siendo la primera aproximación de Apple a este tipo de dispositivos y mi consejo es esperar a nuevas generaciones del producto.

¿Con qué te quedas de la presentación?

Aunque pueda sorprender a alguno, me quedo con Apple Pay por la sencilla razón que es el avance que más repercusión puede tener en nuestro día a día.

Y, aunque Apple ya ha llegado a acuerdos con Visa, MasterCard ó American Express, el principal reto es conseguir extender este nuevo sistema de pagos.

Veremos si lo consigue pero lo que está claro es que, con toda su línea de productos  (Macs, iPhone, iPad y Apple Watch) trabajando en interconexión (ej. Algunas funciones del Apple Watch requieren de un iPhone 6/6 Plus), Apple trata de atrapar al consumidor en su ecosistema y ese es un lugar del que, lo quiera o no, tendrá complicado escapar.