Archivo de la etiqueta: MacBook

¿Qué hay en mi mochila?

Me gustan los artículos en los que la gente que escribe sobre tecnología (y gana dinero con ello) cuenta que gadgets (aparatos) les acompañan en sus viajes.

Aprovechando que este fin de semana he viajado a Valladolid y que la ocasión lo requería, os voy a contar que llevo conmigo:

  • Mochila Kata DR-466i: se trata de una mochila para fotógrafo con dos bolsillos delanteros (uno de ellos inferior basculante donde llevar la cámara con un objetivo 18-200 montado además de divisiones para otros accesorios) y otro trasero con espacio suficiente para un portátil de 15 pulgadas.
  • Canon EOS 40D: recién heredada de mi padre. Antes usaba una EOS 500D pero, claro, la 40D es una paso adelante en cuanto a calidad y prestaciones.
  • Objetivo Sigma 18-200: su polivalencia hace que sea el objetivo que más uso.
  • Filtros: UV, polarizado, degradado.
  • Cargador, baterías (2), lector y tarjetas CF.

    Si, todo cabe en esta mochila

    Si, todo cabe en esta mochila

  • MacBook Pro Retina 13 pulgadas: un portátil potente con una excelente pantalla para ver y trabajar las fotografías.
  • iPad 3: otra buena opción para descargar las fotos y realizar tareas sencillas de edición. Además, ¿a quién no le gusta leer la prensa en la cama por la mañana?
  • Disco duro portátil G-DRIVE (1 TB): rápido, ligero y dotado de rápidas conexiones USB 3.0 y Firewire 400/800
  • SanDisk Cruzer Contour (16 GBs): memoria USB con una velocidad de lectura de 18-25 mb/segundo.
  • Bowers & Wilkins C5: unos auriculares intraurales de los que ya os he hablado. Ideales para aquellos a los que guste la música.
  • Cargadores portátil/tableta

En resumen, un equipo orientado a la fotografía sin olvidar los ratos de ocio.

Y tú, ¿con qué gadgets viajas?

(Pablo)

La semana de Lucas

Otra semana que termina y es un buen momento para ver de que os hemos hablado:

  • Halo 4: Microsoft estrenó, durante el pasado E3, el trailer de la cuarta entrega del shooter más conocido de su Xbox. Espectacular.
  • WWDC 2012: mucho te tiene que gustar Apple si eres capaz de leerte el extenso artículo que preparamos con las novedades presentadas el lunes 11.
  • Aúpa Pucela!!: Fer ha seguido muy de cerca el retorno del Real Valladolid a la Primera División. ¡El equipo vallisoletano vuelve a la élite!
  • Microsoft SmartGlass: Windows 8, Xbox y SmartGlass parecen las apuestas decididas de Microsoft para ganar terreno a sus rivales. Os explicamos en que consiste este último.

(Pablo)

Un mes con el nuevo iPad

Antes de entrar en materia, creo conveniente aclarar que nunca he sido un gran seguidor de las tabletas (o tablets, como prefiráis). Debe ser porque estoy contento con mi portátil (que, sea dicho, me costó “una pasta”) y no estoy dispuesto a que una tableta le robe el protagonismo.

Sin embargo, el “enemigo” se coló en mi piso en forma de regalo (nuevo iPad) y, tras un mes usándolo, os dejo mis impresiones personales:

Se trata de un dispositivo destinado al consumo de contenidos

La calidad de la pantalla hace que leer la prensa, visitar tus blogs favoritos, entrar en Facebook/Twitter, etc. sea un auténtico placer. Si a ello le unes aplicaciones como Flipboard, la lectura de contenidos se convierte en otra cosa.

Lo mismo ocurre a la hora de ver, con la calidad que se merecen, las fotos tomadas con mi cámara réflex. Yo pensaba que las fotos se veían bien en la pantalla de mi MacBook pero, en el iPad, se ven mejor aún. Además, si te gusta la fotografía, te recomiendo la app de 500px donde tendrás acceso a una creciente colección de fotos de gran calidad que se ven de maravilla en la tableta.

Respecto a la reproducción de vídeos: la experiencia de visualizar un video HD en el iPad es mejor a la que te pueda ofrecer cualquier otra pantalla que puedas tener (por algo aventaja en un millón de pixeles a los televisores HD). Sin embargo, al tratarse de una pantalla de 9,7 pulgadas, ver una película/serie en esa pantalla (por bien que se vea) no es lo mismo que hacerlo en la pantalla de 13″ de mi portátil o en mi televisor de 37″. Frente a ello, te permite la posibilidad de reproducir ese tipo de contenidos cuando no te encuentras en casa (un viaje, tumbado en el parque, etc.).

Acceso inmediato a la información

El uso de memorias flash (16/32 y 64 GBs) hace que no sea necesario apagar el dispositivo y, con sólo pulsar un botón, puedas acceder a todas sus funciones sin la demora que supone encender tu ordenador. Ello lo hace ideal para una consulta casual de tu correo electrónico, jugar a Apalabrados, echar una ojeada a tus redes sociales…

Batería de alta capacidad

Por si no lo sabéis, la mayor parte del interior de la tableta de Apple está ocupado por baterías de polímeros de litio que permiten hasta 10 horas de autonomía. No está nada mal frente a las 3 horas de autonomía (y menguando) que ofrece la batería de mi MacBook.

Las baterías del nuevo iPad

Lo anterior supone que, en condiciones normales de uso, puedan transcurrir 3-4 días sin tener que recargar la batería del iPad. Frente a ello, la batería de mi portátil tengo que cargarla cada 1-2 días.

Eso sí, las baterías de alta capacidad del iPad requieren de 6-7 horas para recargarse al 100% (aunque puedes usarlo mientras tanto).

AirPlay

Así se denomina la tecnología que permite, si posees un Apple TV, enviar música, fotos y vídeo a la pantalla de tu televisor desde un iPad, iPhone o iPod Touch.

Imagina que llegas a casa y quieres ver en la televisión esa serie que venías viendo en el metro. Con sólo pulsar un botón el video se reproduce en tu televisor desde el punto exacto donde lo dejaste. Lo mismo para la música, fotos o, para mostrar lo que se en ese momento en la pantalla de tu iPad.

_______________________________________________________

Para terminar, y aunque lo anterior suena muy bien, sigo siendo un ferviente defensor de mi portátil. Éste me ofrece más funciones que una tableta y, aunque no muestra los contenidos con la misma nitidez que un iPad, no me impone ciertas limitaciones que convierten, a veces, a una tableta en un verdadero incordio. Aunque eso, será tema de otra entrada…

(Pablo)

Steve Jobs

Eran las 6.50 cuando, como cada mañana, encendía mi iPhone para echar una ojeada a Twitter, descargar entradas de otros blogs para leerlas en el metro, sincronizar ReadItLater, etc.

Durante el día, he seguido usando el móvil para ojear Twitter, Facebook, descargar más artículos, leer la prensa…

Desde hace horas, ya tenía claro que al llegar a casa os escribiría estas líneas usando mi MacBook y, más tarde, seguro que veré alguna serie en el Apple TV.

Sin embargo, fue a las 6.50 cuando me enteré de tu muerte, Steve. La sensación, al principio, fue extraña. Esperaba este desenlace desde que anunciaste tu retirada como CEO de Apple, me preocupé este mismo lunes cuando leía la versión impresa del XLSemanal y observaba, con angustia, las fotos que acompañaban el artículo (no disponibles en la versión online). Se te veía extremadamente delgado y en silla de ruedas, esto último era algo que nunca antes había visto.

Soy maquero, usuario de Mac, desde hace casi tres años; antes había tenido ciertos escarceos con “la manzana” en forma de un iPod de 3ª generación (¡en España no sabían lo que era!) y un iPod Shuffle de 1ª generación. Luego vendría un iPhone 3G (verano 2008) y, por tu culpa, meses más tarde (diciembre) llegó este preciado MacBook desde el que, curiosamente, tengo que escribir acerca de tu fallecimiento.

He vivido rodeado de tecnología desde los seis años y, si algo me ha enseñado todo este tiempo rodeado de ordenadores, móviles, televisores…es que sólo les pido una única cosa: que funcionen y no me hagan perder el tiempo y dinero en reparaciones o “parcheos”.

No vi cumplidos mis deseos hasta el verano de dos mil ocho y, más aún, hasta ese mes de diciembre cuando, emocionado, abría la caja de mi MacBook. Su diseño, el tacto que tenía, esa robustez de producto bien construido, encenderlo y ver como me daba la bienvenida, la fluidez en su funcionamiento…son sensaciones que no he olvidado y, lo que es más importante, salvo un error en la batería y un problema con el trackpad, no ha dado el más mínimo problema. No ha habido que formatearlo (bueno salvo para instalar un nuevo sistema operativo tal y como es recomendable), he sufrido escasos cuelgues… vamos “igualito” a lo que padecí desde Windows 3.1 a Windows Vista.

Todo esto no sería posible sin tu visión Steve, sin tu tozudez para ir contracorriente y llevar a cabo algo que sólo tu veías claramente; sin tu incesante búsqueda de la perfección (que, en una ocasión, supuso llamar a un directivo de Google en domingo para discutir la tonalidad del amarillo de una letra en una app para el iPhone).

Desarrollaste un ordenador que funciona (plataforma Mac, crecimiento actual del 23% frente al 4% del PC),  nos mostraste tu visión de como debía ser un reproductor musical (iPod, más de 300 millones de unidades vendidas, 78% de cuota de mercado), revolucionaste el mundo de la telefonía móvil (iPhone, 5% de cuota de mercado tras sólo cuatro años), transformaste el modo de comprar música (iTunes Store, canciones a 0,99€, posibilidad de comprar canciones y no albums), introdujiste un nuevo concepto de dispositivo (iPad, 74% de cuota de mercado)…

Durante todo el día he podido leer las dedicatorias que de ti han escrito Barack Obama, los CEOs de otras empresas (Steve Ballmer, Larry Page, Mark Zuckerberg…), antiguos rivales (Bill Gates, Eric Schmidt), periodistas especializados en tecnología (David Pogue, Steven Levy, Ángel Jiménez) y la increíble repercusión que ha tenido tu fallecimiento a nivel mundial.

Creo que, tras todo ello, he sido más consciente de lo que había pasado: el mundo ha perdido a un genio, un visionario, alguien que ha transformado nuestras vidas, alguien que ha puesto el mundo en nuestras manos gracias a toda una serie de fantásticos dispositivos.

Por todo ello y mucho más, gracias Steve.

(Pablo)

¿Terremoto en Apple?

“Siempre he dicho que si alguna vez llegaba un día en el que ya no pudiera cumplir con mis obligaciones y expectativas como CEO de Apple, yo sería el primero en comunicarlo. Desafortunadamente, ese día ha llegado”. 

Así comienza la carta que ha supuesto, sin duda, la noticia tecnológica del día: la renuncia de Steve Jobs a su puesto como CEO (director ejecutivo/consejero delegado) de Apple (la compañía con mayor valor bursátil del mundo).

Steve Jobs

¿La causa?

Problemas de salud (cáncer de páncreas en 2004, posterior trasplante de hígado y encontrarse en situación de baja indefinida desde enero de este año).

¿Quién es Steve Jobs?

No voy a aburriros con su biografía (Amazon lanzará la primera autorizada por Steve Jobs en noviembre) pero si con un pequeño resumen:

  • 1976: funda Apple junto a Steve Wozniak.
  • 1985: es despedido y funda NeXT.
  • 1986: adquiere The Graphics Group que renombrará, a posteriori, como Pixar. ¿Quién no conoce películas producidas por este estudio como Toy Story, Bichos, Monsters, Buscando a Nemo, Los Increíbles, Cars…?
  • 1996: Apple adquiere Next en lo que supone la vuelta de Jobs a la compañía que fundó y que se encontraba en sus horas más bajas (a punto de desaparecer).
El retorno de Jobs a Apple supone el resurgir de ésta y el inicio de la época dorada que está viviendo la compañía de la manzana en la actualidad: la aparición de Mac OS X (el sistema operativo de los Mac), el iMac, los iPod, MacBook y, más tarde, iTunes y su Music Store (que vino a revolucionar la venta de música  dado que puedes adquirir las canciones que te interesen y no estás obligado a comprar el álbum completo), en 2007 apareció el iPhone que ha revolucionado el mundo de la telefonía móvil y, más recientemente, ha visto la luz el iPad (dando inicio a la denominada era post-PC).

Aunque Jobs supo rodearse de un equipo excelente (Jonny Ive, Phil Schiller, Scott Forstall, Tim Cook…) ha sido su extraordinaria visión de futuro, su constante búsqueda de productos innovadores y su liderato, lo que ha llevado a Apple a la cima.

Personalmente, he disfrutado sus keynotes (presentaciones de productos) y , claro está, de los productos fruto de su ingenio: iPod (3ª generación, 2005), iPod Shuffle (2007), iPhone 3G y MacBook (2008), Time Capsule (2009), iPhone 4 y Apple TV 2 (2010) y iPod Shuffle (2011).

Aunque su sucesor ya ha sido nombrado, Jobs seguirá trabajando para Apple como presidente de su consejo de administración por lo que los seguidores de la compañía pueden estar tranquilos: veremos grandes productos con el logotipo de la manzana durante una buena temporada.

(Pablo)

Genius Bar

Genius Bar es el nombre que utilizado por la compañía norteamericana Apple para denominar el servicio técnico ofrecido para sus productos Mac, iPad, iPhone y iPod en sus sus tiendas físicas (las denominadas Apple Store).

Básicamente, se trata de una apartado de la tienda donde, en un barra con taburetes, una persona cualificada nos ayudará cuando tengamos cualquier problema, por sencillo que sea, con alguno de los dispositivos mencionados.

El motivo de que os hable de este tema es que este mismo sábado me vi forzado a acudir a la tienda oficial que Apple abrió en el centro comercial Xanadú (Arroyomolinos, Madrid) en 2010.

Venía teniendo problemas con el trackpad de mi portátil MacBook a la hora de arrastrar y soltar o, simplemente, al hacer capturas de pantalla (tan útiles para, entre otras cosas, mantener este blog).

Aunque ya había leído experiencias en la Genius Bar (como la de Enrique Dans, mucho más ilustrativa que la mía), conocía el procedimiento “por encima” así que me puse manos a la obra el pasado viernes 18.

Lo más recomendable es concertar cita por Internet dado que, aunque acudas sin cita te atenderán, tienen preferencia los clientes que han realizado su reserva por Internet. Así que, desde la página destinada a ello, pude acceder a cualquiera de las dos Apple Store que, por ahora tenemos en España (Barcelona y Madrid) y, tras hacer clic en el apartado reservar de la Genius Bar, me encontré con una serie de  apartados en los que podía elegir, entre las días y horas disponibles, cuando quería acudir a la Genius Bar;. Tras introducir mis datos me encontré con un campo para indicarles el problema que tenía con mi portátil (algo que sería útil a posteriori).

Una vez hecho esto, y tras recibir el correo electrónico de confirmación, el sábado me puse en camino hacia Arroyomolinos.

Según llegué a la Apple Store, y tras comentar a un empleado que tenía cita para las 13.15, éste me llevó amablemente hasta un hueco de la barra donde, aunque llegué puntual, me tocó esperar unos 10 minutos. Ese tiempo lo aproveche para echar una ojeada a como trabajan los denominados “genius”: lo que más vi fueron problemas con iPhone y iPad aunque también había gente con portátiles incidentados, muchos de los problemas tenían fácil solución y, de no tenerla, el proceso suele terminar con un reemplazo de tu producto por uno nuevo ó enviarlo a reparar (cabe decir que, para algunas reparaciones, cuentan con taller propio en la parte de atrás de la tienda).

Una vez que llegó mi turno, me atendió una “genius” la mar de amable. Ya conocía el problema que tenía (recordad que lo dejé indicado a la hora de formalizar la reserva) así que, tras comprobar personalmente lo que me sucedía, procedió a iniciar desde un sistema operativo instalado en un disco duro externo para ver si el problema era mecánico (como yo sugería) o si se trataba de un error de software.

Al final, se confirmaron mis sospechas (había que reemplazar el trackpad) y ya me veía resignado a irme de allí sin portátil (que se iría a reparación); sin embargo, tras ojear el inventario de la tienda y ver que no disponían de stock, me comentó que iba a proceder a encargar la pieza y que, para no dejarme sin portátil, me avisarían (teléfono ó correo electrónico) para que me volviese a pasar por allí y, en el mismo momento, reemplazarían mi antiguo trackpad por uno nuevo.

Tras verificar el estado de la garantía y rellenar un documento donde especifican el problema y el coste de reparación (en mi caso, gratuita), quedamos en vernos dentro de unos días para solucionar, de una vez, mi problema.

Durante el tiempo que me atendió (unos 10-15 minutos) estuvo francamente amable y hasta puede hacerle algunas preguntas acerca de la tienda y dudas personales acerca de como hacer determinados procesos con el portátil.

En definitiva, muy contento con el trato recibido y, si tenéis algún problema con vuestro producto Apple, es un servicio muy recomendable.

(Pablo)