Archivo de la etiqueta: peso

¿Un móvil sin arañazos?

El LG G Flex es el primer terminal del mercado construido con un material, del que no se conocen con exactitud sus características, capaz de hacer desaparecer los arañazos (leves) que se van produciendo en el día a día del teléfono.

¿No me crees?

Además de lo anterior, este terminal es el primero con pantalla curva del fabricante surcoreano.

Características técnicas

  • Pantalla: OLED curva de 6 pulgadas, resolución 720p en toda su superficie
  • Procesador: Qualcomm  Snapdragon 800 de cuatro núcleos (2.26 Ghz) / GPU Adreno 330
  • Sistema operativo: Android 4.2.2 (Jelly Bean)
  • Memoria RAM: 2 GBs
  • Almacenamiento interno: 32 GBs
  • Cámara posterior: 13 MPs, flash LED, vídeo 1080p (60 fps)
  • Cámara frontal: 2,1 MPs, 720p
  • Batería: 3.500 mAh
  • Dimensiones: 160,5 x 81,6 x 8,7 mms
  • Peso: 177 gramos

En resumen, un terminal enorme (¡seis pulgadas!) cuyas principales características son su pantalla curva y su capacidad para absorber los arañazos que se produzcan en su parte posterior.

Moto X

Ya teníamos ganas de conocer el nuevo teléfono móvil de Motorola dado que, tras la compra de la compañía por parte de Google, había grandes esperanzas en un nuevo terminal que sacase a la compañía de su pésima situación actual y marcase su retorno a primera fila junto a Samsung, Apple o HTC.

¿Lo consigue?

Creo que no aunque, sinceramente, parece un buen comienzo.

Especificaciones técnicas

  • Pantalla AMOLED de 4,7 pulgadas, cristal “Gorilla Glass” curvo, resolución 1280 x 720 píxeles, densidad de píxeles: 316 ppi
  • Procesador Qualcomm Snapdragon S4 Pro, velocidad 1,7 Ghz y dotado de dos núcleos Krait
  • GPU Adreno 320
  • Memoria RAM: 2 GBs
  • Almacenamiento: 16/32 GBs
  • Cámara de fotos: 10 MPs, grabación full HD, 30 fps
  • Cámara frontal, 2 MPs, grabación 1080p
  • Sistema operativo: Android 4.2.2 Jelly Bean
  • Batería: 2.200 mAh (autonomía: 13 horas de conversación bajo red 3G / 24 horas uso habitual)
  • Dimensiones: 129,3 x 65,3 mms
  • Peso: 130 gramos

Moto X

¿Qué pegas tiene?

En mi opinión, no se trata de un terminal de alta gama sino situado un escalón por debajo de los conocidos Galaxy S4, iPhone 5 ó HTC One.

Prueba de ello es el procesador Snapdragon S4 Pro (los hay más potentes en el mercado) o una pantalla que sólo alcanza una resolución de 720p. Respecto a esto último, desde Motorola argumentan que podrían haber montado una pantalla 1080p pero que poca gente habría notado la diferencia…

Así, si un seguidor de Motorola busca un terminal potente, debería echar una ojeada a los nuevos DROID que la compañía presentó hace tiempo.

Por lo demás, tampoco ayuda que el teléfono no incluya una ranura de expansión para aumentar la capacidad de almacenamiento del terminal.

Si no incluye ningún tipo de avance a nivel hardware…¿donde está lo novedoso?

Pues en la capacidad de personalización del terminal (el frontal puede ser blanco o negro pero para la parte posterior el comprador puede elegir entre dieciocho colores distintos; también puede personalizarse el color del anillo de la cámara y los botones laterales, el fondo de pantalla predeterminado, grabado láser…) y la inclusión, por primera vez, de procesadores dedicados al funcionamiento de Google Now (el asistente de voz de Google) o los múltiples sensores del terminal.

¿Su precio?

Unos $200 firmando una permanencia de dos años.

Multimedia

(Pablo)

La familia Kindle

Se acerca la Navidad y estoy seguro que los lectores de libros electrónicos serán, una vez más, uno de los regalos estrella.

Poseo un Kindle de 3ª generación (teclado incorporado) que, tras dos años, no me ha dado problema alguno y sigue cumpliendo perfectamente su función.

Es por ello, y porque sus ventas los avalan, que considero los lectores Kindle (fabricados/comercializados por Amazon) como los mejores en relación calidad/precio.

Echemos un vistazo a los lectores comercializados en España:

  • Kindle (79€): no os dejéis engañar por el precio, se trata de un lector con pantalla de 6 pulgadas, ligero (170 gramos, 1 cm de ancho), dotado de una batería capaz de alcanzar el mes de autonomía (WiFi desactivado y período de lectura diario de media hora) además de capacidad interna para almacenar unos 1.400 libros.
    La única pega que le podemos encontrar es que la pantalla no es retroiluminada, es decir, no podrás leer en una habitación a oscuras (salvo que compres una funda con luz incorporada).
    Si lo único que necesitas es leer, este es tu lector.
  • Kindle Paperwhite: comercializado por Amazon como el lector de libros más avanzado del mundo, el modelo Paperwhite incorpora las funciones del Kindle y las mejora: pantalla multitáctil de 6 pulgadas (212 ppp) con un 62% más de píxeles (= mayor resolución) y 25% de contraste; la pantalla incorpora luz frontal (permite la lectura a oscuras),  ocho semanas de batería (incluso con la luz frontal encendida, WiFi desactivado, media hora de lectura diaria) y capacidad interna para 1.100 libros.
    Este dispositivo se puede comprar en versión WiFi (129€, 213 grs) ó WiFi/3G (180€, 222 grs). Os recuerdo que la versión 3G permite comprar/descargar un libro en cualquier parte del mundo (sin coste adicional).
  • Kindle Fire (159€): Amazon apostó el año pasado por este híbrido entre lector de libros electrónicos y tablet a un precio ajustado. El dispositivo se compone de una pantalla de 7 pulgadas (169 ppp) multitáctil (sólo 2 puntos) e incorpora un procesador de 1,2 GHz, memoria de 1 GB y almacenamiento de 8 GBs (sólo 5,5 GBs disponibles).
    A diferencia de los dos modelos anteriores, con éste podrás navegar por Internet, leer/enviar correo electrónico, ver vídeos, escuchar música, jugar (permite instalar apps para dispositivos Android), leer revistas…
    Amazon asegura que la autonomía es de unas 9 horas aunque, claro, dependerá del uso que le des.
    ¡OJO! Su peso, 400 gramos, hace que sostenerlo mientras leemos se haga incómodo al cabo de un rato.
  • Kindle Fire HD (199€/249€): estamos ante el buque insignia de Amazon. Mejora el modelo Fire incorporando una pantalla HD (sólo 720p) de 7 pulgadas multitáctil (10 puntos), WiFi de doble antena y doble banda, 16/32 GBs de almacenamiento interno (de ahí la diferencia de precio), cámara frontal, puerto HDMI, sonido Audio Dolby, autonomía de hasta 11 horas, peso 395 gramos.

La familia Kindle al completo (clic en la imagen)

En definitiva, si únicamente necesitas un lector electrónico y no tienes que leer en la oscuridad, te recomiendo el modelo Kindle. Si quieres/puedes gastarte un poco más, el Kindle Paperwhite te permitirá leer en condiciones de oscuridad además de disfrutar de una pantalla de mayor calidad.

Si, por el contrario, además de leer quieres incorporar funciones de tablet, tendrás que elegir entre los modelos Fire y Fire HD. Sin embargo, ten en cuenta que estos tablets hace uso de pantallas reflectivas que, tras un buen rato de lectura, pueden cansar tu vista debido a su luminosidad y  reflejos.

Por último, y es un dato muy a tener en cuenta, los lectores electrónicos de Amazon hacen uso de un formato propio (Mobi) por lo que, a priori, no podrás leer libros en formato ePub (el más usado hoy en día). Lo que puede parecer un problema deja de serlo si haces uso de Calibre, un programa gratuito que permite convertir un libro en formato ePub al formato de Amazon.

¡Feliz lectura!

(Pablo)

Una semana con el iPhone 5

Si hay algo que me sorprendió el pasado veintiuno de septiembre (día de su lanzamiento en EEUU), en la Apple Store de la Quinta Avenida, fue el peso del iPhone 5. Sus 112 gramos (un 20% más ligero que su predecesor, el iPhone 4S) hacen que, cada vez que contestas a una llamada, no te parezca estar sosteniendo un teléfono móvil sino algo mucho más ligero de a lo que estabas acostumbrado.

Dejando aparte el peso, el terminal también es más delgado (0,76 milímetros de grosor = un 18% más fino) y su diseño, tanto externo como, sobre todo, interno, es fantástico: la nueva tarjeta Nano SIM (un 44% menor que la Micro SIM), el nuevo conector Lightning (un 80% más pequeño que el antiguo de 30 pines) y una cámara (más potente y protegida por una cristal de zafiro) que ocupa un 25% menos, han ayudado a rebajar unas cuantas tallas el teléfono de Apple.

Si a todo lo anterior le sumas un nuevo proceso para fabricar su pantalla (por primera vez de 4 pulgadas, pero igual de ancha, y un 30% más fina que la anterior), consistente en una única lámina que integra píxels y electrodos táctiles (anteriormente, se fabricaba situándolos en dos láminas distintas) obtienes un terminal más delgado y ligero que apenas se siente en la mano.

iPhone 5 vs. iPhone 4

¿Qué hay bajo su capó? El nuevo procesador A6, unido a su gráfica PowerVR SGX 543MP4 (de tres núcleos), ofrece un flujo máximo de 28.8 Gflops.  Esto se traduce en un procesador que duplica en potencia a su predecesor.

Entiendo a quien pueda decir que el diseño externo del iPhone 5 apenas ha variado (pantalla más grande, terminal más delgado y menor peso) pero:

  1. Si algo funciona, ¿por qué modificarlo?
  2. No se puede esperar una revolución en su diseño cada dos años y, además, ¿donde está la “revolución” en el resto de terminales de otros fabricantes?

Dejando atrás las especificaciones técnicas, la pantalla de 4 pulgadas supone que contamos con una fila más para colocar aplicaciones además de gozar de una saturación un 44% mayor. Los colores se muestran más reales y el nuevo tamaño hace que dispongamos de mayor espacio para leer artículos, correos electrónicos, páginas web…

¿Cuales son las diferencias más notables en su uso diario?

Una vez más, tengo que destacar su peso. Hay veces que no parece que lo lleves en el bolsillo.

Segundo, el espacio extra de la nueva pantalla. Leo bastante cuando viajo en metro/autobus y, además de la calidad de la pantalla (que ya era buena en mi antiguo iPhone 4), se agradece el espacio extra.

La conexión inalámbrica ultrarrápida o, lo que es lo mismo, sacar partido a los módem/router 802.11n (en mi caso un NETGEAR y una Time Capsule) y redes de telefonía más modernas (y actualizadas).

La velocidad del terminal se traduce en un funcionamiento rápido y fluido. Las aplicaciones se ejecutan y trabajan más rápido, aplicar filtros a imágenes lleva menos tiempo, etc.

En resumen, una actualización para un buen terminal que lo deja listo para hacer frente a la competencia.

Los bordes biselados tallados con diamante, otro punto a favor del diseño del nuevo terminal

¿Merece la pena cambiar mi antiguo iPhone por el iPhone 5?

Depende del terminal del que estemos hablando. Si posees un iPhone 3GS el cambio es, prácticamente, obligatorio dado que, sólo por la pantalla Retina y su velocidad, merece la pena.

Si posees, como era mi caso, un iPhone 4 también es más que recomendable (el terminal ya se notaba lento y pesado al ejecutar algunas aplicaciones) pero si, por el contrario, usas un iPhone 4S el cambio es menos aconsejable. Seguramente te encuentres todavía en período de permanencia con tu operador y si unes la “sanción” que te aplicarán más el precio del terminal creo que merece la pena que esperes al siguiente modelo.

¿Negro/grafito ó blanco/plata?

Este es un tema complejo: en mi caso tuve en cuenta que la capa de pintura que recubre aluminio anodizado del modelo negro/grafito se raya bastante (dejando al descubierto el color metálico del aluminio) por lo que, salvo que vayas a usar una funda, no lo recomiendo (yo lo uso sin funda).

En mi caso, tras dos iPhone 4 negros (uno de ellos de sustitución), había llegado la hora de cambiar y el modelo blanco/plata me parecía limpio y elegante.

(Pablo)