Archivo de la etiqueta: seguridad

Adiós Windows XP

El veinticinco de octubre de dos mil uno, Microsoft lanzaba al mercado Windows XP.  Hoy, la compañía de Redmond deja de ofrecer soporte técnico además de actualizaciones de seguridad para el que, seguramente, haya sido su sistema operativo más exitoso.

¿Qué significa esto?

Básicamente, todos aquellos ordenadores que todavía tienen instalado Windows XP (se calcula que un 30% de los PCs a nivel mundial) serán más vulnerables a los nuevos agujeros de seguridad que puedan descubrirse dado que, desde Microsoft, no se proporcionarán soluciones al respecto.

¿Está mi PC con Windows XP en peligro?

Dado que es previsible que, desde hoy mismo, aumenten los ataques a PCs con Windows XP instalado…la respuesta es sí.

Ante lo anterior, caben dos posturas:

  • Catastrofista o, lo que es lo mismo, la que interesa a Microsoft y fabricantes de ordenadores: tu equipo está en peligro y por eso debes comprar uno nuevo con Windows 8.1 (en España, Microsoft ofrece descuentos de hasta el 20% a las pymes) o comprarte un sistema operativo más moderno.
  •  Serenidad: tu PC con Windows XP está expuesto a ataques externos que ni tu antivirus y cortafuegos pueden detener pero…¿cuántos usuarios están en mi misma situación?, ¿me va a tocar a mí?
Todos los sistemas operativos tienen un ciclo de vida

Todos los sistemas operativos tienen un ciclo de vida

¿Qué opciones tengo si no quiero/puedo comprarme un nuevo PC?

  1. Seguir con XP a sabiendas de todo lo anterior.
  2. Instalar Windows 7: aunque Microsoft no vende licencias de este sistema operativo, si encuentras una no es una mala opción si tu equipo es compatible.
    Eso sí, el soporte para este sistema operativo finaliza en 2020 pero es de esperar que, para entonces, tengas un PC con un sistema operativo más moderno.
  3. Instalar Windows 8.1: los requisitos del nuevo sistema operativo de Microsoft son realmente modestos (procesador de 1 Ghz, 1 GB de memoria RAM, 16 GBs de disco duro y una resolución de 1024 x 768). Si tu equipo es compatible, la licencia cuesta 119€ (60€ si eres estudiante)

Sea como sea, si tienes un ordenador con Windows XP instalado y, además, está conectado a Internet, no deberías sentirte seguro al 100% y nuestra recomendación es que, en la medida de lo posible, actualices su sistema operativo o te hagas con un equipo nuevo.

¿Estamos seguros…ahí fuera?

Ayer recibí un correo procedente de NVIDIA (conocido fabricante de tarjetas gráficas para ordenadores) en el que me anunciaban que alguien había pirateado la base de datos de usuarios de su fórum y me recomendaban cambiar mi contraseña, más aún si dicha contraseña la usaba para acceder a otros servicios.

Pongámonos en la siguiente situación (bastante típica para el típico usuario de Internet): si mi contraseña de acceso a NVIDIA es la misma que uso para acceder a mi correo electrónico, cuenta bancaria, redes sociales, servicios de almacenamiento online (ej. DropBox, Google Drive, etc.), tiendas de aplicaciones (iTunes, Google Play…), etc. puedo estar corriendo un grave peligro porque, cualquier persona dotada de un mínimo de habilidad informática, puede hacerse con el control de mi, llamémoslo así, vida digital.

El caso anterior no es la primera vez que lo veo; por lo general, al ser humano no le gusta complicarse la vida: elige una contraseña sencilla que pueda recordar bien. Ejemplos típicos son usar el apellido, fecha de nacimiento propia o de un familiar, nombre de su pareja…

Este pirata te puede “abordar” a ti

Los expertos recomiendan usar una contraseña compleja, es decir, que se componga de números y letras (y estas últimas mayúsculas y minúsculas) que dificulten la tarea a un “ladrón de contraseñas”.

¿Qué ese tipo de contraseña es difícil de recordar?

Ello no es excusa dado que existen programas, como 1Password, que se encargan de recordar tus contraseñas y nombres de usuario y, según visites cada página web, evitarte tener que teclear esa información de nuevo.

Muchas veces leemos noticias de que este o aquel servicio han sido pirateados y, como no somos usuarios del mismo, no nos preocupa. Sin embargo, no esperes a que lo peor suceda: cambia tus contraseñas por otras más complejas y, aunque parezca aburrido, no uses la misma contraseña siempre.

(Pablo)