Archivo de la etiqueta: televisión

Microsoft SmartGlass

Seguramente SmartGlass sea la novedad más destacada del pasado E3.
Microsoft ha puesto sus cartas sobre la mesa y, al igual que ha hecho Apple con iCloud, propone un ecosistema basado en su consola Xbox 360, el televisor y otros dispositivos (móviles, tabletas) que, no necesariamente, tendrán que ejecutar el próximo sistema operativo Windows 8.

¿En qué consiste?

Al igual que sucede con la tecnología AirPlay de Apple, SmartGlass propone vincular el televisor a tu móvil/tableta para ofrecer funciones desconocidas hasta el momento.

Podemos decir que Microsoft ha sabido ver (e intentar aprovechar) que cada vez pasamos más tiempo delante del televisor usando nuestro móvil y/o tableta lo que supone dejar el contenido de la tele en un segundo plano.

SmartGlass permite que, mientras ves una serie en la televisión, tu móvil o tableta muestren información de los personajes, localizaciones, curiosidades del rodaje, etc. y, repito, todo ello en consonancia con el contenido que tu TV muestra en ese momento.

Lógicamente, SmartGlass incorpora funciones que ya incorpora AirPlay como es llegar a casa y continuar escuchando la música que venías reproduciendo por la calle. Lo mismo para ese video que estabas viendo en tu tableta y que, al llegar al salón, quieres seguir viendo en la pantalla (de mayor tamaño) de tu televisor.

A todo ello hay que añadir las funcionalidades que el periférico Kinect aporta a la consola Xbox. Con su detección de movimiento y reconocimiento de voz, SmartGlass es mucho más potente, por el momento, que la tecnología de Apple.


Además, las nuevas funcionalidades no se circunscriben únicamente a los productos de Microsoft. A través de aplicaciones propias, los dispositivos iOS (Apple) y Android (Google) ganarán parte de dichas funcionalidades que, parece lógico, estarán implementadas de serie y, seguramente, mejor en los dispositivos con Windows 8.

Así, Microsoft intenta devolver la atención hacia el televisor y la consola (que no pasan por su mejor momento) y, al mismo tiempo, potenciar la venta de su consola actual y del resto de dispositivos Windows 8 en un intento de ganar terreno en el mercado a Apple y Google.

(Pablo)

Debate 2011 – Rajoy vs Rubalcaba

¿Debate esperado? Sí, yo creo que sí.  Vamos a comentar, a grandes rasgos, cómo he visto el debate y a sus participantes…

Por qué no empezar con Manuel J. Campo Vidal, moderador del debate. Su papel, como en otras ocasiones ha estado impecable, aunque cierto es que

Manuel Campo Vidal

tampoco es que le hayan dado mucho trabajo, excepto en la recta final, donde Rubalcaba parecía querer decir todo lo que no había dicho anteriormente, pero solo parecía, porque lo único que ha hecho es interrumpir, estilo “Sálvame” o “La Noria”, al candidato del Partido Popular Mariano Rajoy.

Seguiremos por Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ha tomado, desde el minuto cero, el puesto de oposición, pues además de adivinar, cual Rappel o Aramís Fuster, lo que iba a hacer Rajoy al llegar a la Presidencia del Gobierno, daba por hecho que éste sería el próximo inquilino de La Moncloa ¡Quién nos iba a decir que empezaría el debate, y lo continuaría más tarde, asumiendo su derrota antes de llegar a las urnas!

Sus intervenciones han sido más propias de un periodista que de un aspirante a Presidente de Gobierno, marcadas por un agudo nerviosismo de aquel que sabe que son muchas las flaquezas que tiene. Muchas han sido las preguntas que le ha lanzado a Mariano Rajoy, pero pocas han sido sus propuestas. El Proyecto del Partido Popular lo tenía bien leído pero muy mal entendido, o entendido a su conveniencia. Es cierto que, con esa estrategia, ha ido ‘clavando sus chinchetas’, ha mostrado lo que quería mostrar y ocultado todo lo demás. También es digno de agradecer que haya aceptado este cara a cara, aunque no tuviese otra salida ante la propuesta, después de los años en los que se ha ido arrastrando por el Ministerio de Interior a manos de José Luis Rodríguez Zapatero; al menos valor sí ha tenido.

Alfredo Pérez Rubalcaba

Muchos han sido sus despropósitos y pocos sus aciertos. Queriendo emular a su antecesor en el debate, se ha cargado de gráficas insustanciales que de poco le han servido, pero bueno, lo ha intentado.

Tanta pregunta sobre el proyecto de Mariano Rajoy ha hecho que se olvidara del suyo propio y, de hecho, yo aún sigo sin saber cuáles son las medidas que propone para sacar a España de la situación en la que está. Sé lo que no va a hacer, que es justamente lo que intuye que hará Rajoy al llegar al poder, pero de lo demás…nada.

Por el contrario, Mariano Rajoy me ha sorprendido. No le ha faltado detalle en cada una de sus intervenciones, lo ha hecho con un tono tranquilo que denotaba que ahí estaban los datos y que no venía a convencer a nadie porque la situación actual ya era un motivo lo suficiente importante como para convencer al grueso de los españoles de que el cambio era necesario.

Con respecto al debate de 2009, Rajoy ha mostrado más tranquilidad y ha sabido hablar cuando lo tenía que hacer y callar cuando Rubalcaba quería que entrase en su juego. Así que su objetivo, a diferencia de lo comentado por algún periodista en las reacciones posteriores al debate, ha sido cumplido con creces.

Para quien diga que Mariano Rajoy no ha contestado ninguna de las preguntas formuladas por Rubalcaba, haremos un breve repaso a lo acontecido.

Primeramente ha basado el cambio en una mejor gestión de la economía, y no

Mariano Rajoy

la llevada hasta ahora, donde, a diferencia de otros países de la UE hemos aumentado en 14 puntos la tasa de paro, llegando a las 3 millones de parados y donde el PSOE ha sido el que más se ha beneficiado de la burbuja inmobiliaria construyendo un número infame de viviendas; no modificando el seguro de desempleo, haciendo una reforma laboral en condiciones, controlando el gasto público, desarrollando la Ley de modificación de la Constitución para fijar el techo de gasto y endeudamiento de las AAPP; medidas destinadas a los emprendedores que, por arte de magia, y aun estando en el proyecto que Rubalcaba tenía en sus manos, obvió; garantizar las políticas sociales y un largo etcétera que Rubalcaba nunca leyó o no quiso leer.

Lo referente a Educación prefiero ni tocarlo porque Mariano Rajoy ha pasado por encima de Rubalcaba como una apisonadora, y no le quito razón. La gestión en Educación de los gobiernos socialistas ha sido lamentable, la de este gobierno y los anteriores. Y como me toca muy de cerca rozando reducciones de salarios, desmotivaciones del profesorado, nulo apoyo por parte del gobierno, etc. prefiero obviarlo al estilo Rubalcaba…

Mientras la intención de Rubalcaba era la de destruir a Rajoy, éste se ha mostrado tajante en sus convicciones, firme en su posición, nada dubitativo y conciliador.

Para mí el vencedor ha sido Rajoy, no por votos que haya podido ganar después del debate, que yo creo que eso no ha variado, sino porque se le ha visto diferente, firme, con fuerza y transmitiendo la confianza que un Presidente de Gobierno debe transmitir. Rubalcaba ha pasado el trago y también hay que felicitarle por ello, podría haber salido peor parado.

El debate en directo en @almohadalucas

Por último agradecer a todos aquellos que nos habéis seguido en nuestro comentario ‘en directo’ del debate vía twitter (@almohadalucas).

(Fer)

Televisión, cine y a donde se va nuestro dinero

Estoy realmente cansado de que, los telediarios de RTVE, se hayan convertido en un púlpito desde el cual “presumir” de que son los telediarios con mayor audiencia, de la diferencia de share entre ellos y los de la competencia, de que sus programas y presentadores ganan premios, etc.

Sinceramente, me importa un comino. Primero, porque arrastran toda esa herencia de un pasado, no tan lejano, en la que no existían cadenas de televisión privadas. Segundo, porque siempre han jugado con ventaja: dinero estatal (es decir, tuyo y mío), permisibilidad con su endeudamiento permanente…

Además, no hay que olvidar que RTVE es un ente “mantenido” por el resto de cadenas privadas. ¿Cómo? Si, a su financiación contribuimos todos los españoles y, además, las operadoras de televisión de pago contribuyen hasta un máximo del 20% de su presupuesto mientras que las televisiones comerciales en abierto contribuyen hasta un máximo del 15% del mismo. A todo ello hay que unirle las operadoras de telecomunicaciones dado que contribuyen con otro 0,9%.

Otro frase que les gusta utilizar es “con la colaboración de televisión española”; ésta siempre va referida a películas españolas a cuya financiación contribuye, parcialmente, el ente público. No es que me parezca mal pero, sinceramente, no tengo ni idea porque tenemos que contribuir, con el fruto de nuestro trabajo, a la financiación del cine español. ¿No existe un ministerio encargado de ello? ¿acaso no hay una partida presupuestaria para ello? Debe ser que tenemos que contribuir a que el productor de turno recupere parte o toda su inversión y, si puede, obtenga un beneficio que no compartirá con nosotros.

No se, sigo viendo los telediarios de RTVE por su calidad pero todo lo anterior me cansa y cabrea un poco.

(Pablo)

La nueva televisión

Nueva Televisión

Quizá el término “nueva televisión” no sea el más correcto porque de nueva ya no tiene nada, y no me estoy refiriendo a la TDT o similares, sino a la política que tienen algunos canales de televisión para conseguir altos índices de audiencia.

Con toda la polémica suscitada por la aparición, vía satélite, del abogado Rodríguez Menéndez en el programa “La Noria” de Telecinco, cabe hacerse alguna reflexión:

  • ¿La televisión educa, entretiene, maleduca, alimenta a la gentuza?
  • ¿Es legal firmar un contrato con un prófugo de la justicia?
  • ¿Se pretende informar o, simplemente, ganar audiencia?

Son muchas más las preguntas que nos podemos formular, pero comentaremos solo éstas por no extendernos mucho.

A mi modo de ver la televisión ha sufrido una involución tremenda en cuanto a objetivos se refiere. Antes existía una televisión de valores, ahora es una televisión carente de cualquier valor ético o moral. Antes la televisión estaba comprometida con la educación, hoy en día ni eso.

La televisión se ha convertido en un ‘todo vale’ donde lo único que importa es ser el canal que más ve la gente. No existe moralidad alguna ni compromiso social, solo individualismo y competencia.

¿Entretiene o maleduca?

Esta nueva línea de la televisión no favorece en nada a nuestros jóvenes puesto que las horas que pasan frente a la ‘caja tonta’ y la escasez de programas o dibujos educativos, hace que se vayan formando en un ambiente que dista mucho del colegio y lo que debería ser la familia.

Habrá quien diga que para eso están los padres, para controlar lo que ven y lo que no ven los más pequeños, y le doy totalmente la razón pero tampoco debemos obviar la situación de la familia actual, totalmente desestructurada en un 70 por ciento de los casos. Los niños pasan mucho tiempo sin sus padres, en ocasiones solos en casa, y sin nadie que les controle. Por tanto la televisión, debería ‘ayudar’ ante la dificil situación que existe hoy en día en el núcleo familiar, pero hay otros intereses más apetecibles…

Lo único que vemos en televisión son ladrones, asesinos, canallas sin escrúpulos que se están llenando los bolsillos después de cometer un delito ¿Eso es ético? ¿La televisión está para dar cabída a esta gentuza, enriquecerles y que, mientras tanto, se rían del resto de los españoles?

Yo creo que habría que poner unas normas claras y no fomentar a este tipo de personas, ni favorecerles en ningún caso, simplemente ignorarles.; pero es mi opinión y supongo que habrá muchas más opiniones contrarias a la mía.

Ahora bien ¿a ustedes les gustaría que alguien que les ha robado, o ha agredido o incluso matado a un conocido suyo, se enriqueciera en programas de televisión contando lo que ha hecho? A mi no…

Quizá el congreso debiera debatir temas como éste y no las ‘patochadas’ que vemos la mayoría de las veces.

(Fer)

Sandra Daviú

1:30am y me apetece escribir sobre una persona que me parece una grandísima profesional, a la par que una belleza extraordinaria, pero ya se sabe que para esto último se hicieron los colores…

Para ubicarles, Sandra es la presentadora de “El Diario” de Antena 3 televisión, sí, aquella que sustituyó a Patricia Gaztañaga en el mismo programa.

Yo no suelo ver “El Diario” por horario más que nada, no soy de los que reniegan de cualquier programa que no sea cultural, no, para mi la televisión es un entretenimiento y como tal lo tomo. Elijo los programas que me apetece ver en cada momento y punto.

Pues Sandra es una presentadora que me encanta, lleva el programa de una forma especial, le da vida y pone notas de humor que lo hacen muy divertido en ocasiones. Un gran descubrimiento de Antena 3, puesto que esta chica viene de la televisión catalana.

Quizá muchos la hayan conocido con este programa pero su curriculum no es poca cosa:
Ha desarrollado su carrera en TVE en los últimos años, donde ha copresentado programas de La 1 como “El disco del año” junto a Carlos Lozano, “Noche de baile” con el coreógrafo Poty y comentado el último sorteo de Navidad junto a Ana Belén Roy. También ha presentado Escuela del deporte de La 2 junto a Carlos Beltrán y Estela Giménez. En solitario, Sandra Daviú ha conducido los programas de La 2 “La suerte en tus manos” y “Sol de medianoche”.

Y si no tienen bastante con esto, cuenta con una belleza enorme, algo especial que, a mi particularmente, me encanta. Una mujer muy completa.

Desde LADL le deseamos que siga cosechando una vida llena de éxitos y aquí tiene su espacio para cuando quiera mandarnos un saludo.

(Fer)