Archivo de la etiqueta: Twitter

Instagram: mi relación amor/odio

Tal y como dice su página oficial, Instagram es una manera rápida, bella y divertida de compartir tu vida con tus amigos a través de fotos.

Aunque muchos ya conozcáis (y uséis) Instagram en la actualidad, la idea detrás de esta red social es compartir, con otros usuarios, las imágenes que tomamos desde nuestros dispositivos móviles. Disponible para dispositivos iOS y Android, permite aplicar una serie de filtros, marcos, etc. a las fotografías para darles un aspecto especial a gusto del usuario. Una vez tenemos la imagen lista, podemos compartirla en Instagram, otras redes sociales (Facebook, Twitter, Flickr, Tumblr y Foursquare) o por correo electrónico.

Esa idea, que ahora nos parece sencilla, se ha convertido en una red social con 50 millones de usuarios (y creciendo).

Atardecer (autor: Fer)

Empecé a usar Instagram tarde; seguramente, porque estoy adentrándome  en el complejo mundo de la fotografía réflex digital y, la calidad que ofrecen estos dispositivos, hace que las fotografías tomadas desde un teléfono móvil se sonrojen de vergüenza.

Sin embargo, he de reconocer que la calidad de algunas instantáneas móviles es suficiente para que podamos apreciar su belleza desde otro dispositivo móvil (teléfono, tableta, portátil…) y, muchas veces, ello sea suficiente para admirar la calidad de una fotografía bien hecha.

Instagram, ciertamente, nos permite acceder rápidamente a un sinfín de instantáneas de personas conocidas o desconocidas. Hay auténticas maravillas (de la fotografía móvil) en esta red social esperando a ser descubiertas y, una vez que descubres a un autor de calidad, la aplicación te permite “seguirle” (al más puro estilo Twitter) para no perderte ninguna de las nuevas fotos que sube a la red social.

La aplicación también permite expresar cuando una foto te gusta (si, como en Facebook) y, las fotos con mayor aceptación, tienen su propia sección dentro de esta red social.

La posibilidad de editar y compartir esas fotografías en otras redes sociales, viene a redondear una aplicación muy bien construida.

Vista su parte positiva, llevo bastante tiempo queriendo “quejarme” de lo que, a mi parecer, se está convirtiendo en su parte negativa: Instagram se está convirtiendo en un “cajón desastre” para todo tipo de fotografías.

Aunque, desde sus comienzos, fueron muchos los fotógrafos “serios” los que hicieron uso de esta herramienta para compartir y dar a conocer su trabajo…una vez se expandió lo suficiente, el “usuario de a pie” comenzó a transformar esta red social en lo que le vino en gana.

Palacio Real, Madrid (autor: Pablo)

Claro ejemplo de ello son las fotografías de desnudos o semi-desnudos que, por desgracia, siempre aparecen en la sección de “más populares”.  Quiero pensar que ese tipo de fotografías surgen de la necesidad de ciertas personas de satisfacer su ego interno (acumulando “me gusta” y seguidores) porque, si nos atenemos a la calidad de las fotografías (o de los modelos), suele brillar por su ausencia.

Así, una red social que empezó como medio de distribución de fotografías de calidad se ha convertido en un “museo de lo cotidiano” sin el menor gusto por la fotografía.

Otra de las críticas que se hacen al servicio es que mucha gente sube fotografías tomadas con cámaras réflex, mejoradas mediante Photoshop, etc. es un intento de ganar popularidad entre los usuarios. Este tema no me molesta tanto, después de todo se trata compartir fotografías y, aunque su popularidad se la debe a los dispositivos móviles, su éxito hace que haya aplicaciones de escritorio (portátil/sobremesa) que ya permiten subir, a esta red social, fotos tomadas desde cámaras digitales.

Frente a ello poco puede hacer Instagram, es esa faceta social (en detrimento de un sitio de calidad) la que ha otorgado a sus creadores el estatus de multimillonarios sin haber cumplido los treinta años.

Si a ello añadimos el temor de parte de sus usuarios a lo que pueda conllevar, para esta red social, su reciente compra por parte de Facebook, el futuro de Instagram no se ve muy claro.

Mientras observo que va sucediendo, me limitaré a tomar, editar (si cabe) y compartir mis fotografías ignorando, casi por completo, la sección “más populares” de esta red social.

(Pablo)

Redes sociales, apps, privacidad y empleo

Hace unas semanas me comentaba un amigo que no le hacía mucha gracia que la famosa aplicación de mensajería WhatsApp informase a cualquiera de sus contactos acerca de cuando había sido su última conexión al servicio y, como resultado de ello, a que hora podría haberse ido a dormir.

Está claro que, dado que se trata de una función integrada en la aplicación, salvo que sus desarrolladores quieran hacerla opcional o desactivarla, poco pueden hacer sus usuarios al respecto.

Lo anterior le llevó a comentarme que una compañera suya había tenido problemas en el trabajo porque, la noche anterior, su jefe había visto que había usado el WhatsApp hasta altas horas de la madrugada…

Lo primero, ¿qué hace tu jefe con tu número de teléfono?, ¿se lo diste o lo “tomó prestado” de tu currículo?, ¿qué pinta este individuo fisgando tu cuenta del WhatsApp? Se que todo lo anterior es bastante discutible (y censurable) pero, mientras mi salida de anoche no afecte a mi trabajo, creo que este señor no puede echarme nada en cara y hasta me sentaría mal que me lo comentase (¿me espía?, ¿me está acosando?).

Ya que hemos tocado el tema del empleo, otro tema que me molesta es eso que tanto se lee de que tu Facebook (FB, en adelante) te puede suponer perder oportunidades laborales. Lo primero, al que no le guste como soy que no me contrate (seguramente sea lo mejor para ambas partes) pero, al mismo tiempo, esa red social no me parece la herramienta idónea para conocer a una persona que, independientemente de lo que suba a su muro, puede ser un fantástico trabajador.

Claro está, hay mucho zoquete (o despreocupado de la vida) que ni se ha dado cuenta que FB dispone de una serie de opciones de privacidad (se accede a ellas desde el desplegable al lado del botón de Inicio) para limitar quien puede acceder a tu perfil, muro, etc.

¿Qué sucede si intentamos acceder a un perfil de Facebook de alguien que no conocemos y esa persona ha configurado bien sus opciones de privacidad?

No se si todo lo mencionado hasta el momento (WhatsApp, Facebook) forma parte  de lo que denominaría “paranoia 2.0”. A casi todo el mundo le gusta utilizar las redes sociales (FB, Twitter…) y aplicaciones de mensajería (WhatsApp, iMessage…) pero si su uso se convierte en una constante pregunta del tipo ¿qué dirán?, ahórrate el sufrimiento, su uso no es obligatorio pero, en esta sociedad que nos ha tocado vivir, luego no me culpes de esa posible “marginación social” que tu decisión pueda conllevar.

(Pablo)

OS X 10.8 – Mountain Lion

Ayer, Apple sorprendía a todo el mundo desvelando como será su nuevo sistema operativo (OS X 10.8 denominado Mountain Lion) que estará disponible a finales de este mismo verano (un año después del lanzamiento de la versión actual, Lion).

Tras ver el vídeo oficial, la impresión que me queda es que iOS (sistema operativo de los iPhone, iPad y iPad Touch) pasa a integrar muchas de sus funciones en OS X (sistema operativo de los ordenadores de la compañía de la manzana).


Veamos, brevemente, que funciones se integrarán en los iMac, MacBook (Air/Pro) y Mac Pro:

  • iCloud: aunque el servicio de sincronización en la nube de Apple ya se encuentra disponible en Mac OS X Lion, cobra todavía mayor protagonismo en la nueva versión del sistema operativo permitiendo, por ejemplo, la sincronización de los archivos de la suite iWork.
  • Mensajes: supone la unión de iChat (Mac OS) con iMessages (iOS) lo que permitirá a los maqueros enviar mensajes (fotos, fichas de contacto, vídeos, etc.) a usuarios de dispositivos iOS. Además, gracias a iCloud, la conversación que inicies en un Mac podrás continuarla en tu iPhone, iPad…
  • Recordatorios: una de las novedades de iOS 5 salta al Mac.
  • Notas: otra función que mejora convirtiéndose en aplicación independiente. Como novedad, permite dejar las notas más importantes en el escritorio (al estilo post-it).
  • Centro de notificaciones: la novedad más interesante desde mi punto de vista. La gran novedad de iOS 5 ahora se integra en el Mac. Ello supondrá un duro golpe a aplicaciones del tipo Growl que, básicamente, realizaban esta función. Como viene siendo habitual en Apple, su integración en el sistema está muy cuidada.
  • Share Sheets / ¿Compartir?: la integración de Twitter (y otros servicios como Leer después) se hace patente en el Mac a través de esta función. Compartir un enlace, foto, vídeo, etc. en Twitter será más fácil que nunca.
  • Game Center: las estadísticas, puntuaciones, etc. de los juegos del Mac se integrarán con las de los juegos de la App Store. Además, se convierte en un incentivo para que los desarrolladores de iOS desarrollen para OS X y viceversa.
  • AirPlay Mirroring: a través de un Apple TV podremos ver el escritorio de nuestro Mac en nuestro televisor. Muy interesante.
  • Gatekeeper: nuevo sistema de seguridad que permitirá al usuario decidir si instala aplicaciones no certificadas por Apple.

Como ya sucedió, en un principio, con Mac OS X Lion, esta nueva versión se distribuirá exclusivamente a través de la Mac App Store y no en formato físico.

En general, detrás de Mountain Lion se encuentra el denominado efecto halo: atraer a los usuarios de iPhone, iPod Touch y iPad hacia los ordenadores de Apple facilitando el paso de Windows a OS X a través de aplicaciones y funciones que ya vienen disfrutando en sus dispositivos móviles.

(Pablo) 

NOTA: Lógicamente, veremos más novedades pero estas son las que a Apple le ha interesado revelar…de momento.

Quo Vadis, Google?

Desde que, el pasado cuatro de abril, Eric Schmidt cesase en sus funciones como CEO (director ejecutivo) de Google a favor de Larry Page (uno de los fundadores de la compañía) la compañía del buscador viene dando pasos vacilantes en cuanto a su estrategia de futuro.

La presentación de Google +supuso la apuesta decidida de la compañía frente al monopolio que Facebook ejerce en las redes sociales.

La red social de Google fue acogida con entusiasmo pero, poco a poco, ha ido desinflándose (reconozco que hasta el que os escribe la ha “aparcado” de momento).

Sin embargo, el empeño de Google por hacer triunfar su red social (y, ya de paso, incordiar a Facebook) ha supuesto que centre todos sus esfuerzos en ello, sin importar los medios utilizados.

Todo comenzó con un nuevo diseño de la página principal de sus servicios, ello supuso extender el diseño de Google + al resto de servicios de la compañía (Google, Gmail, Maps…).

El martes diez vivimos otro paso del buscador encaminado a potenciar su red social: presentó Search plus Your World.

Básicamente, se trata de un añadido a su buscador para que, una vez introduzcas tu búsqueda, muestre resultados obtenidos de la gente que mantienes en tus círculos de Google + (comentarios, fotografías, etc.), miembros destacados del servicio (famosos) además de los resultados tradicionales del buscador.

Las críticas no se han hecho esperar, empezando por Twitter que se queja de que el buscador mostrará los resultados de su red social pero no los de otras como Facebook (vetada por el buscador) Twitter ó LinkedIn (el buscador muestra resultados de estas dos redes pero no como relevantes).

Veremos en que termina la cosa, me gusta Google + pero no que me obliguen a usar el servicio. Por ahora, lo dejo en stand by mientras observo, desde la trinchera, como se desarrolla esta guerra entre Facebook y Google…

(Pablo)

Todo apoyo es bueno…

 

Deja tu apoyo a nuestro pepino, al pepino español, en twitter con el hashtag #movimientopepino

O en facebook, en el grupo creado para la ocasión “VIVA LOS PEPINOS ESPANOLES”

Un día sin móvil, Twitter y Facebook

Así se titula el artículo de El Mundo que acabo de leer. Básicamente, en EEUU han promovido el Día Nacional de la Desconexión o, lo que es lo mismo, 24 horas de “desconexión tecnológica” enfocada, principalmente, a “aparcar” el móvil, no comprobar tu correo electrónico y evitar acceder a redes sociales (Twitter/Facebook).

Se trata, creo yo, de volver  a un día de esos, no tan lejanos si nos ponemos a pensarlo, donde no estábamos “localizados” en todo momento, no nos preocupaba el correo electrónico (o los mensajes del WhatsApp/PIN) y no nos relacionábamos con nuestros amigos vía Twitter ó Facebook.

Queramos reconocerlo o no, cada vez pasamos más tiempo en Internet (ya sea desde el ordenador, móvil o tablet) y ello nos quita tiempo para toda una serie de actividades que antes eran algo cotidiano y que, poco a poco, parece que se van olvidando.

¿Podrías pasar un día sin tu móvil o sin echar una ojeada a tu cuenta de Facebook?

(Pablo)