Archivo de la etiqueta: WiFi

¿Qué es el FOBO?

Es indudable que la aparición y posterior popularización de dispositivos móviles dotados de conexión a redes de datos (smartphones/tabletas/portátiles) ha revolucionado nuestras vidas tanto positiva como negativamente.

Aunque las virtudes de estos dispositivos son de sobra conocidas, sus aspectos negativos no suelen generar grandes titulares pero ahí están y puede que, más de uno, padezcáis uno de ellos, el denominado síndrome FOBO.

¿Qué significa?

FOBO, acrónimo de la expresión inglesa Fear of Being Offline, es el miedo a no estar conectado. Este síndrome se ha convertido en un auténtico problema en sociedades en las que la penetración de dispositivos móviles dotados de conexión a Internet es alta.

Las personas que lo padecen viven enganchadas a sus dispositivos hasta el punto de, por ejemplo, consultarlos repetidamente en busca de actualizaciones/mensajes de última hora, nuevos correos electrónicos, comentarios, etc.

Desde gente que duerme con su móvil a mano y reacciona, sea la hora que sea,  a cada notificación hasta personas que son incapaces de separarse de él o que consideran una verdadera tragedia no tener cobertura de datos, una red WiFi a la que conectarse o viven pendientes de que la batería de su dispositivo no se agote.

Si padeces FOBO, busca soluciones antes de que sea tarde

Si padeces FOBO busca soluciones antes de que sea tarde

Mi opinión es que las personas afectadas por FOBO (muchas ni siquiera lo reconocerán) han dejado a un lado su vida real adentrándose, de manera consciente o inconsciente, en un mundo virtual en el que buscan aquello que no encuentran fuera de él y  en el que, si no participan, pueden quedar apartados.

Esa búsqueda incesante de la aprobación por parte de los demás en forma de número de seguidores, likes, retuits, comentarios positivos, etc. hace que quienes padecen FOBO vivan esclavizados por sus dispositivos móviles, la cobertura o el nivel de batería.

Hazme caso, no des tanta importancia a ese sonido que anuncia un nuevo WhatsApp, comentario en Facebook o retuit en Twitter. Si no encuentras lo que buscas en la vida real quizá deberías sentarte a pensar que es lo que está fallando y, si aún así no das con ello, quizá deberías hablar con un profesional.

Sumergirte en un mundo virtual no va a solucionar tus problemas…

Añade fotos al Carrete de tu iPhone desde tu ordenador

A pesar de la sencillez de uso que se presupone a los dispositivos de Apple, hay ocasiones en las que tareas que deberían ser sencillas resultan complicadas para el usuario.

Un claro ejemplo es añadir fotos al Carrete de tu dispositivo iOS (iPhone/iPad/iPod Touch) desde tu ordenador.

De primeras se me ocurren los siguientes métodos:

  • Subir las imágenes a cualquier servicio de almacenamiento (Dropbox, OneDrive, Google Drive), instalar la app correspondiente y descargar las fotos al Carrete de tu dispositivo.
  • Subir las imágenes a iCloud para que se sincronicen con tu dispositivo.
  • Enviar las imágenes por correo electrónico o sistema de mensajería a  tu dispositivo. Esta última opción está supeditada a que tu sistema de mensajería favorito disponga de versión PC/Mac (por ejemplo, WhatsApp no es el caso)
  • Hacer una foto a la imagen que queremos subir: sobran los comentarios

Ninguna de las “soluciones” anteriores es totalmente satisfactoria así que, al final, hay que acudir a aplicaciones externas para llevar a cabo una tarea que se presumía sencilla.

Veamos dos de ellas:

drop2Roll

Fue la primera opción que encontré y, aunque prometía, terminó siendo un fiasco.

Esta app crea una conexión FTP vía WiFi entre tu ordenador y tu dispositivo iOS. Este procedimiento, aunque no sea del todo complicado, ya puede echar atrás a gente con pocos o nulos conocimientos informáticos.

Tras establecer la conexión y transferir las imágenes, éstas aparecieron desordenadas en el carrete de mi dispositivo lo cual hace que no recomiende esta aplicación.

Descargar drop2Roll (gratis)

Rollit

Tras instalar esta app, el usuario deberá usar iTunes para transferir sus imágenes a su dispositivo.

El procedimiento es el siguiente:

  1. Abre iTunes y conecta tu dispositivo iOS vía cable USB ó conexión WiFi
  2. En iTunes, haz clic en el icono de tu dispositivo
  3. Clic en Aplicaciones
  4. En la pantalla de la derecha, donde se ve la pantalla de inicio y la disposición de tus apps, baja hasta la sección Archivos compartidos
  5. Selecciona Rollit

    Rollit

    Seleccionando las imágenes en iTunes

  6. Haz clic en Añadir y busca/selecciona las imágenes que quieras subir al carrete de tu dispositivo
  7. iTunes comenzará a cargar las fotografías a tu dispositivo pero, importante, lo hará a la app Rollit.
  8. Una vez subidas todas las imágenes, abre Rollit en tu dispositivo, selecciona todas las imágenes (tap en Select All) y guárdalas en el carrete (tap en Transfer)

    Rollit en acción

    Rollit en acción

  9. En la pantalla verás un porcentaje que irá aumentando según se transfieran las imágenes al carrete
  10. Una vez finalizado el proceso, puedes cerrar Rollit y acceder a las imágenes a través de la app Fotos.

Descargar Rollit (1,79€)

Seguro que hay otras opciones similares a las anteriores pero, hasta que Apple implemente un método más sencillo, con Rollit tengo este problema resuelto.

Eyefi Mobi WiFi SD

Si tienes una cámara de fotos digital, seguro que conoces perfectamente todo el proceso que se inicia una vez tomadas las fotografías: extraer la tarjeta de memoria de la cámara y transferir las imágenes a tu ordenador (o dispositivo móvil) para editar, compartir, imprimir o simplemente almacenar tu trabajo.

La tarjeta SD Eyefi Mobi viene a simplificar este proceso dado que integra un procesador ARM y conectividad WiFi lo que le permiten transferir, automáticamente, las fotografías a tu ordenador, tableta, móvil, etc.

Su precio es más elevado que una tarjeta SD normal

Su precio es más elevado que el de una tarjeta SD normal

Lo anterior significa que, si tu ordenador (PC/Mac) o dispositivo móvil (Android, iOS o Kindle), se encuentra cerca de ti y los conectas a la red WiFi que crea la tarjeta (ésta viene a funcionar como un hotspot) podrás ver las fotos según las tomas lo cual permite apreciar la calidad de la imagen mucho mejor que utilizando la (pequeña) pantalla LCD de tu cámara.

La tarjeta SD, fabricada por Samsung para Eyefi, es de clase 10 (alta velocidad de transferencia) y puedes elegir entre distintas capacidades de almacenamiento (8, 16 y 32 GBs).

Si vuela… no se olvide de sus auriculares

A finales de septiembre comentaba como, en EEUU, la Administración Federal de Aviación (FAA) estaba a punto de permitir el uso de ciertos dispositivos electrónicos (móviles, tabletas, reproductores de MP3, lectores de libros electrónicos, etc.) durante todas las fases del vuelo (incluidas la de despegue y aterrizaje) siempre que éstos se encontrasen en el denominado “modo avión” o, lo que es lo mismo, no emitiesen ningún tipo de interferencia que pudiese afectar a los instrumentos del avión.

Pues bien, el 31 de octubre la FAA anunciaba que aprobaba dichas medidas y, acto seguido, algunas aerolíneas americanas comenzaban su aplicación.

Sin embargo, en la Unión Europea sigue estando prohibido el uso de este tipo de dispositivos durante el despegue/aterrizaje…hasta que hoy la EASA, Agencia Europa de Seguridad Aérea, ha emitido un comunicado en el que confirma que, a finales de noviembre, una nueva regulación permitirá su uso, en “modo avión”, durante todas las fases del vuelo.

Aún así, tal y como ha sucedido en EEUU, será cada aerolínea la que, tras las comprobaciones oportunas, aplique la regulación en sus vuelos.

¿Qué tiene esto que ver con el título de la entrada?

Mientras que los dispositivos electrónicos permanecen en “modo avión” no se pueden conectar a las redes de voz y datos de las operadoras pero si que pueden conectarse, previo pago, a redes WiFi habilitadas por la aerolínea dentro de la aeronave.

Esto no es novedoso, sobre todo en EEUU, pero abre las puertas a que la compañía que ofrece la red WiFi, la que paga a la aerolínea por ofrecer dicho servicio a bordo, permita el uso de mensajería y… llamadas VoIP.

La tranquilidad a bordo está a punto de acabarse...

La tranquilidad a bordo está a punto de acabarse…

¿Cómo?

Sí, estimado lector, quien decida pagar por usar el WiFi del avión podrá recibir y realizar llamadas de voz empleando la tecnología VoIP (sobre la que funcionan servicios como Skype, FaceTime ó Hangouts entre otros). Así que la relativa paz que reina a bordo del avión puede degenerar en un auténtica molestia para los pasajeros si alguno de ellos recibe o realiza llamadas vía móvil, tableta, etc.

Así que, si decide volar a partir de diciembre, no olvide sus auriculares o tapones…

Actualización (15/11/2013): La Unión Europea anunció, el mismo día de la publicación de esta entrada, que permitirá a las aerolíneas ofrecer servicios de 3G/4G a bordo aunque, dado el coste que supondrá para el consumidor (se utilizarán conexiones vía satélite), me parece más plausible el uso de WiFi + VoIP. Sea como sea, las consecuencias serán las mismas.

Instagram, con nocturnidad y alevosía

Hemos hablado en varias ocasiones de Instagram en este blog y, personalmente, mi uso de esta aplicación es casi nulo desde que Facebook compró la compañía allá por abril de 2012.

No me han gustado algunas de las decisiones que han venido tomando: desde modificaciones de las condiciones de servicio, para poder vender las fotos de sus usuarios sin su consentimiento, hasta su entrada en el negocio del vídeo para hacer frente a Vine (aplicación creada por Twitter).

Las cosas últimamente no son mucho más alentadoras: muy pronto comenzará a mostrar publicidad en forma de fotos/vídeos que verás entremezcladas con lo que tu y tus amigos compartís.

A todo lo anterior se une la actualización publicada el jueves pasado en la que, unilateralmente, se ha eliminado la opción que permitía que los vídeos no se reprodujeran automáticamente en el timeline si el usuario así lo decidía.

Esta actualización contiene "sorpresa"

Esta actualización tiene “sorpresa”

Bajo un escueto”soluciona errores y mejora el rendimiento”, la red social le ha metido un gol a todos sus usuarios que ahora tendrán que tragarse los vídeos de todos aquellos que siguen les guste o no. Todo un paso preparatorio para la publicidad, en forma de vídeos, que se avecina para 2014 porque…¿a qué anunciante le gusta que el anuncio por el que ha pagado a Instagram no llegue a su destinatario?

No todo son malas noticias, han tenido la “amabilidad” de permitir a los usuarios limitar la reproducción automática de los vídeos a esos momentos en los que estén usando una red WiFi para conectarse a Internet. Algo que ayudará a ahorrar algunos preciados megas del plan de datos del usuario aunque, ojo, tendrá que ser éste quien active dicha opción porque la aplicación, por defecto, viene configurada para que los vídeos se reproduzcan automáticamente siempre que el usuario se encuentre conectado a la Red, ya sea mediante WiFi o no.

En fin, seguramente no tenemos derecho a quejarnos dado que se trata de un servicio gratuito por el que Facebook pagó un auténtico dineral y, como es lógico, sus accionistas desean recuperar la inversión realizada pero, estaréis de acuerdo conmigo, las cosas pueden hacerse de otra manera.

(Pablo)

Apaguen sus dispositivos electrónicos

Viajar en avión supone, ineludiblemente, llevar a cabo una misma rutina: llegar al aeropuerto con suficiente antelación, facturar (o no) el equipaje, localizar tu puerta de embarque, pasar el control de seguridad, esperar que se anuncie el embarque de tu vuelo, hacer la cola para subirte al avión y, una vez dentro, escuchar las instrucciones de seguridad para, acto seguido, tener que desconectar los dispositivos electrónicos durante las fases de despegue y aterrizaje.

FAA Turn Off Electronic Devices

En este último punto seguimos, por desgracia, bastante anticuados a nivel mundial, haciendo buena la frase “la tecnología va por delante de las leyes”.

¿Cual es la situación en España?

De que no emplees ningún tipo de dispositivo electrónico durante las fases de despegue y aterrizaje ya se encarga la tripulación de cabina. Una vez en vuelo, si viajas con un dispositivo entre cuyas funciones no se encuentre la de realizar llamadas telefónicas, en teoría deberías poder utilizarlo cuando el avión se encuentre a una altura de 10.000 pies.

Si te estás preguntando que sucede con tu teléfono móvil… únicamente podrás utilizarlo cuando el avión se encuentre en tierra y con las puertas de cabina abiertas.

¿Y qué pasa con el denominado “modo avión”?

Con independencia de que tu terminal implemente dicho modo, en nuestro país el uso del teléfono móvil está prohibido durante todo el vuelo. Olvídate de escuchar la música que lleves en su interior, usarlo para leer cualquier artículo que hayas guardado en aplicaciones como Instapaper o Pocket, jugar con él, tomar fotografías…

En EEUU, por el contrario, el uso del teléfono móvil con el modo avión activado está permitido.

¿Cuando cambiará esta situación?

La creciente presión por parte de las empresas tecnológicas y de los propios usuarios (cada vez más dependientes de sus gadgets) unido a que no existe estudio alguno que demuestre que los dispositivos electrónicos interfieran en los instrumentos de vuelo, podría hacer que la Administración Federal de Aviación (EEUU) modifique su regulación actual para que, a partir de 2014, la lista de dispositivos cuyo uso está permitido en cualquier fase del vuelo se incremente sustancialmente.

FAA NY Times

Estamos hablando de la posibilidad de usar lectores de libros electrónicos, ver vídeos o escuchar música/podcasts en vuestros portátiles, teléfonos móviles o tabletas durante el despegue, vuelo y aterrizaje sin ningún tipo de limitación por parte de la tripulación.

Lógicamente, mandar/recibir correos electrónicos, mantener el WiFi activado o hacer llamadas durante el despegue/aterrizaje seguirá estando estando prohibido.

En fin, un paso adelante para adecuar la regulación actual a la época en la que vivimos y, aunque se trate de un proceso lento, es un paso adelante sobre la situación actual.

¿Cuando se regulará en este sentido en nuestro país?

Buena pregunta…

(Pablo)

Human

Durante los últimos días estado participando en la fase beta de una aplicación, para dispositivos iOS, llamada Human.

En esta fase, previa a su distribución, la aplicación no está disponible en la tienda de aplicaciones sino que es el propio desarrollador quien te proporciona un enlace para que, desde tu terminal móvil, puedas descargar e instalarte la aplicación.

¿En qué consiste Human?

El objetivo de la aplicación es muy sencillo: conseguir que te muevas, al menos, durante 30 minutos al día.

Parecerá una tontería pero pensad en esas personas que van a trabajar en coche, tienen un trabajo sedentario (sentados delante de un ordenador durante casi toda su jornada laboral) y vuelven a su casa en coche. ¿Cuántos minutos al día se han movido a pie o corriendo? Os sorprendería lo baja que es esa cifra dado que, seguramente, no alcance ni esos 30 minutos de movimiento diario que esta aplicación intenta que alcances.

Matizar que no estamos ante ese tipo de aplicaciones que te van a informar de las calorías consumidas, grado de inclinación del terreno, etc. sino que, a través de sus sensores, es capaz de saber si te has movido caminando, corriendo o haciendo uso de cualquier medio de transporte. Al mismo tiempo, no registra movimiento esporádico (ej. de tu mesa a la fotocopiadora) sino cualquier tipo de movimiento realizado de continuo.

La aplicación, a través de una sencilla representación, es capaz de mostrar tu actividad diaria y, haciendo clic en cada punto de la misma, te mostrará un mapa con tu localización exacta en ese momento.

Caminar hasta el trabajo, trabajar (8 horas) y volver a casa

Sencilla, pero alguna pega tendrá, ¿no?

Cierto, un requisito imprescindible es que la conexión WiFi de tu terminal esté activada dado que es a través de ella como Human controla tu actividad. Aquí es conveniente apuntar que el consumo de batería de tu terminal será mayor (el terminal está buscando redes a las que conectarse continuamente) pero, en mis pruebas, no he tenido problema alguno y he llegado al final del día con batería suficiente.

Resumiendo, no estamos ante un aplicación con grandes pretensiones (aunque, en un futuro, será capaz de aconsejarte tras analizar tus datos) ni dirigida a deportistas (para eso hay otras como RunKeeper, Runtastic o Endomondo) sino al usuario normal y corriente que no realiza ejercicio físico pero, sea como sea, quiere mantenerse sano.

(Pablo)